Parecidos y diferencias: el presente, Casemiro; y el futuro, Camavinga

  • Camavinga es el futurible 'heredero' de Casemiro, tal y como te ha ido contando Defensa Central.
Casemiro y Camavinga Casemiro y Camavinga
Casemiro y Camavinga FOTO: DC-Aleix

El Real Madrid tiene a Eduardo Camavinga en su agenda. Sigue en pie la invitación a Valdebebas, tal y como te contamos Defensa Central, para dar el siguiente paso en la posibilidad de fichar por el club blanco.

El Real Madrid tiene la posición de mediocentro defensivo totalmente descubierta. Solo está Casemiro, en la actual plantilla, y urge el fichaje de un jugador ‘heredero’ del brasileño. ‘Case’ tiene 28 años y todavía tiene mucho fútbol por mostrar, pero empieza a ser muy evidente que se necesita a un recambio.

Zidane habla solo de Pogba y sigue encaprichado con el francés, pero lo cierto es que tiene poco (o nada) que ver con Casemiro. Al brasileño solo lo podría sustituir Kanté o Camavinga, dentro de las peticiones de Zidane, y desde Defensa Central hemos hecho análisis sobre las similitudes que tiene el joven galo del Rennes con el madridista.

Eduardo Camavinga tiene 17 años (cumple los 18 el 10 de noviembre) y tiene todo el futuro por delante. Un jugador caracterizado por su brega en el campo y su posicionamiento táctico. Dos grandes virtudes que comparte con Casemiro(El nuevo Mundial que tanto gustaba al Madrid corre peligro)

Una de las grandes diferencias y que son muy poco vistas en el panorama actual, a favor de Casemiro, es que va bien de cabeza. El brasileño gana en el juego aéreo, mientras que Camavinga prefiere el terrestre. Un jugador, eso sí, mucho más regateador y de mejor salida del balón que el actual madridista.

En la estadística de recuperaciones, en la que ambos resaltan, encontramos que Camavinga suma un promedio de 4 entradas con éxito por partido y un 1’3 de intercepciones. Mientras, Casemiro se eleva en Europa con 3’2 entradas por partido y 2 intercepciones. Números al alcance de muy pocos ‘bregadores’ del mundo del fútbol actual.

La idea del Real Madrid pasa por ver a Camavinga como suplente de Casemiro, con muchos minutos, para ir curtiéndose en la dinámica del grupo y que, a la postre, pueda ser su heredero en el centro del campo. Un hecho que ya ha intentado realizar el conjunto blanco en todas las posiciones del campo y a los que solo le queda en la medular de contención.