FRA: el Madrid que viene se formará con dos cracks de cuatro posibles

  • El equipo blanco quiere reforzarse con un delantero y un extremo de talla mundial
Kane, Zidane y Mane Kane, Zidane y Mane
Kane, Zidane y Mané FOTO: DC
Alejandro Moreno Alejandro Moreno

El Real Madrid está trabajando sin descanso para enfocar la próxima temporada de manera solvente. Esto hace que la dirección deportiva trabaje sin descanso para reforzar la plantilla de cara a los próximos años. La crisis global sanitaria no impide que los directivos del conjunto blanco puedan seguir trabajando desde sus respectivas viviendas para acercar posturas con el resto de clubes. Florentino Pérez tiene cuatro deseos de los que intentará hacer realidad dos: Haland o Kane para la delantera y Mbappé o Mané para los extremos.

El Real Madrid está acusando la falta de gol esta temporada y eso ha provocado que el conjunto blanco quiera reforzar la fase ofensiva. Benzema comenzó de forma fabulosa pero su desempeño goleador se ha visto claramente mermado, cosa que está acusando todo el equipo.

Por ello, Zidane quiere contratar un delantero goleador con cierta reputación nacional e internacional. La primera duda reside en si contratar a Erling Haaland o a Harry Kane. El noruego es un futbolista muy joven y podría tener el mismo problema que ha tenido Luka Jovic esta temporada.

Harry Kane es un futbolista contrastado y es un deseo individual de Florentino Pérez. El delantero inglés llegaría tras siete temporadas en el Tottenham Hottpurs y el varapalo que supuso perder la final de Champions en el Wanda Metropolitano. El futbolista quiere un club ganador y no hay ninguno mejor que el Real Madrid para ello.

En el caso del extremo hay pocas dudas. Kyllian Mbappé o Mané. El extremo senegalés del Liverpool es un futbolista muy vertical y actualmente se encuentra cuestionado sobre su futuro tras la mala racha que está atravesando el club inglés eliminado de la Champions League y de la copa de Inglaterra.

En cambio, Mbappé siempre ha sido un deseo mutuo. El futbolista está deseando ser entrenado por el Zinedine Zidane debido a que fue su ídolo de la infancia y Zidane sabe que el futuro va a estar topado por el joven francés.

Por ello, Todo está en manos de Mbappé. Su contrato sigue expirando el 30 de junio de 2022, nada ha cambiado, y la posibilidad de ficharle cada día que pasa es más alta. En sus manos, y sobre todo en la presión que ejerza, estará su salida del Parc des Princes. (Exclusiva DC: el nuevo escenario, de los 100 'kilos', que se abre con Mbappé)