Noticia DC: la triple función de Camavinga que más valora el Madrid

  • El centrocampista del Rennes, que está muy cerca de firmar por el club blanco, puede actuar en las tres posiciones de la medular madridista
Camavinga y Zidane Camavinga y Zidane
Zinedine Zidane, entrenador del Real Madrid; y Eduardo Camavinga, jugador del Rennes. FOTO: DC-Aleix
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid pretende dar un paso al frente la próxima temporada y quiere conseguirlo desde la sala de máquinas. Casemiro, Valverde, Kroos y Modric (Isco y James pueden actuar en el medio, pero son más ofensivos) son pocos, pero muy bueno hasta el punto de haber solventado con buena nota este déficit de centrocampistas.

Sin embargo, el club blanco quiere reforzar la medular. Ya tiene varios atados (Odegaard -Real Sociedad-, Ceballos -Arsenal-, Óscar Rodríguez -Leganés- y Reinier -Castilla-) y quiere hacer lo propio, tal y como llevamos meses contando en Defensa Central, con Eduardo Camavinga. (El ‘favor’ que recibió Camavinga y que ahora ayuda al Madrid)

El medio francés, a sus 17 años, es la revelación de la Ligue1 y acaba contrato el 30 de junio de 2022 con el Rennes, pero los grandes de Europa (PSG o Barcelona, entre ellos) ya lo ‘vigilan’. El Madrid está en la ‘pole position’ para hacerse con sus servicios, evitando una ‘subasta’ con los otros clubes, y se lanzará a por él por varias razones.

El internacional por las categorías inferiores de la Selección gala es muy polivalente y una de las funcionas que más gusta de su juego es su capacidad para jugar en cualquiera de las tres posiciones del centro del campo madridista. ‘A priori’, sería el recambio ideal de Casemiro, pero es mucho más completo.

Camavinga es un jugador muy fuerte físicamente y su constancia y trabajo lo hacen prácticamente insuperable en la medular, aspectos del juego en los que el brasileño es un auténtico líder, pero hay más. Se adueña de la medular y le gusta marcar los tiempos de los partidos, ordenando defensa y ataque, como puede hacer Kroos.

Además, es bueno a nivel técnico. No es solo un destructor, sino que también sabe recibir el balón entre los centrales, arrancar y conducir hasta zona de tres cuartos como Valverde. No llega al nivel de Modric tampoco, pero tiene mucha proyección por delante para mejorar y ser aún más completo.

El Madrid está cada vez más decidido a ficharlo. No será nada fácil, pero Camavinga quiere vestir de blanco y ponerse a las órdenes de Zidane. Además, la crisis le permitirá a la entidad del Bernabéu ficharlo por una cantidad moderada. Su llegada está cada vez más cerca, pero aún deben darse los pasos estipulados.