Exclusiva DC: lo que piensa Zidane cuando lee que puede ser cesado

  • Los rumores de una posible marcha de Zidane de los banquillos del Real Madrid no le preocupan en absoluto.
Zidane Zidane
Zidane
Mateo Vallejo Mateo Vallejo

En los últimos días se ha rumoreado la posibilidad de que Zidane abandone el banquillo del Real Madrid, aunque realmente no hay motivos. La temporada actual ha sido magnífica en comparación con la anterior. El regreso del técnico francés ha causado tan solo beneficios, y todas las elecciones que ha tomado ha dado resultado. Están vivos en Champions y a dos puntos del liderato en La Liga.

Según ha podido saber Defensa Central en exclusiva, hay varios medios que insisten que Zidane no seguirá si el Madrid no es capaz de ganar Liga o Champions en la reanudación de las competiciones. A Zizou es algo que no le quita el sueño.

De hecho, nadie del club, y mucho menos Florentino, le ha metido la presión de señalarle la puerta de salida en caso de no ganar. “Vamos a ir partido a partido, no miro más allá”, le ha dicho Zidane a sus jugadores en alguna charla reciente. Los rumores y su futuro en el banquillo, ahora mismo, suponen una preocupación “cero” para el entrenador.

Zidane tiene la conciencia tranquila, y sabe que las tareas que ha ejecutado en este curso han sido positivas para el club. Su función es complicada y delicada, y ha demostrado que es todo un profesional con sus decisiones. Sus formaciones en cada uno de los partidos son distintas, (y de cara al pública causa extrañeza.)

La relación de los jugadores del Madrid con Zidane es extraordinaria, pues es un entrenador que lanza mensajes de apoyo y mantiene reuniones individuales para transmitir fuerza. En los entrenamientos muestra seriedad, y cuenta con Dupont, uno de los mejores entrenadores físicos del mundo.

Florentino está contento con la labor que ha realizado Zidane en esta campaña, y no quiere que haga las maletas. En Chamartín creen que el entrenador galo puede ser imprescindible para salvar el final de la temporada. Ha confesado que toda su plantilla se encuentra en plena forma física.