El ex-jugador del Real Madrid al que le robaron tres entradas en la final de la Octava

  • Fernando Morientes desveló en una entrevista que dejó tres entradas en la recepción del hotel para un amigo y alguien las robó.
Octava Copa de Europa Octava Copa de Europa
El once del Real Madrid en la Octava Copa de Europa.
Defensa Central Defensa Central

El domingo se cumplen 20 años de la Octava Copa de Europa que el Real Madrid ganó en París al Valencia (3-0). Sin duda, uno de los momentos más memorables de la historia del club blanco, ya que se volvieron a sentar en el 'Trono de Hierro' tan solo dos años después de que Mijatovic diera la Séptima al Madrid en Ámsterdam. En ambas finales estuvo presente Fernando Morientes, que ha concedido una entrevista a El Mundo para rememorar la final ante el conjunto ché. 

El 'Moro' asegura que no eran favoritos y que eso les ayudó a tomarse el partido con calma. Se enfrentaban ante un Valencia plagado de estrellas como Mendieta, Djukic, Cañizares, Angloma o el Piojo López. Lo que no sabía Morientes antes del partido es que él abriría la lata en la final y después le acompañarían McManaman y Raúl González para sellar un contundente 3-0 que llevaba de nuevo al Real Madrid a lo más alto. (Morientes habla de su pasado madridista... ¡y de Mourinho!).

"Lo cierto es que, como en Amsterdam, los favoritos no éramos nosotros. Aunque íbamos con menos presión y eso nos ayudó mucho. La experiencia se notó. Hay que recordar que ellos habían metido cinco a la Lazio y cinco al Barça en las semifinales. Eran un equipazo. Después, cuando jugué en el Valencia, no hablábamos mucho de la final de París". 

El primer gol siempre es clave para definir el transcurso de una final. Morientes marcó el primero y, sin duda, es uno de los que con más cariño recuerda de toda su carrera: "Me supo a gloria. Michel Salgado me puso un caramelito y el remate salió perfecto, abajo, picado, a los pies de Cañizares. Es de esos momentos que pasan tan rápido que hasta da rabia no saborearlo más. Recuerdo irme al descanso con el 1-0 y pensando en Mijatovic. Si marcas en una final y ganas, entras en la historia". (Morientes pronostica campeón de Liga y se acuerda de Cristiano).

Los blancos estaban convencidos de que esa noche ganarían al Valencia. De hecho, el día anterior vieron la cara de los rivales y se dieron cuenta de que tenían que aprovecharlo: "Nos dimos cuenta la tarde anterior. Al acabar su entrenamiento, en el estadio, nos cruzamos y les vimos salir con mala cara. Con una palidez extraña. Redondo lo detectó enseguida y nos djo en el vestuario: "Lo habéis visto? Hay que aprovecharlo". Jugar una final de Champions por primera vez pesa a cualquiera, incluso a un súper equipo como el Valencia".

Por último, Morientes desveló una curiosa anécdota con unas entradas que le robaron horas antes de la final. Había dejado tres en la recepción del hotel para un amigo y, al rato de salir, le llamó explicándole que ya no estaban: "En el autobús del estadio iba preocupado por un amigo. Le dejé tres entradas en la recepción del hotel, pero alguien debe ser que me vio dejarlas, las pidió y las robó. El pobre de mi amigo tuvo que acudir a la reventa. Me iba mandando mensajes. Eso, al menos, sirvió para que me distrajera y olvidara los nervios del partido".