Rodrygo regresaba a la titularidad en un encuentro muy tímido del brasileño

  • El extremo se mostró muy rápido pero su actuación se fue diluyendo durante el paso de los minutos
Rodrygo Rodrygo
Rodrygo FOTO: Real Madrid
Alejandro Moreno Alejandro Moreno

Rodrygo esta temporada está habituándose al primer equipo tras un inicio fulurante. El extremo brasileño está cuajando buenas actuaciones en sus últimas apariciones y se ha ganado un hueco en el sprint final por el campeonato liguero. Eso le ha permitido partir de inicio ante el Athletic.

El futbolista cuenta con la ventaja de que la banda derecha está huérfana de dueño y hasta que Asensio esté al cien por cien no habrá un jugador indiscutible. Ante el Getafe salió de revulsivo para agitar un encuentro que estaba falto de vértigo.

En ese encuentro salió Rodrygo en banda derecha y Asensio en banda izquierda. Pero Zidane ha decidido invertir el orden en Bilbao. El mallorquín ocupará la banda derecha y el brasileño será el encargado de otorgar cosas distintas en banda izquierda.

En el encuentro de hoy frente al Athletic Club de Bilbao se veía a Rodrygo con una marcha superior que el resto de los 21 futbolistas que estaban en el terreno de juego. Eso le permitía estar en todos lados en la primera mitad y en el minuto 20 de encuentro disfrutaba de un cabezazo libre de marca tras deshacerse de su lateral por velocidad, que se marchaba ligeramente alto.

La segunda mitad comenzaba con Rodrygo en banda derecha para abrir el campo a banda natural. Pero su presencia sobre el terreno de juego se iba diluyendo con el paso de los minutos sin protagonizar ninguna jugada de peligro para el Real Madrid.

Finalmente, Zidane decidía sustituirle en el minuto 73 dando paso a Lucas Vázquez. Partido muy tímido del brasileño, muy lejos de la verticalidad mostrada en el encuentro de la pasada jornada frente al Getafe tras salir como revulsivo.