“Mané y Salah sólo pueden irse al Real Madrid o al Barcelona”

  • Kanouté ha revelado que el blanco y el azulgrana son “los únicos dos clubes a los que pueden ir, siendo realistas” el senegalés y el egipcio del Liverpool
Salah, Mané, Florentino y Bartomeu Salah, Mané, Florentino y Bartomeu
Salah, Mané (Liverpool), Florentino (Real Madrid) y Bartomeu (Barcelona)
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid y el Barcelona ‘vigilan’ a los mejores futbolistas del mundo y, en muchas ocasiones, ambos pelean por firmar a un determinado gran jugador… y Sadio Mané y Mohamed Salah lo son.

El senegalés es muy del gusto de Zinedine Zidane, que llegó a pedírselo a Florentino Pérez en 2018. De hecho, la operación comenzó, pero se truncó con el adiós del técnico francés al club blanco en verano después de la Decimotercera en Kiev. (El Valencia le pone ‘a huevo’ al Madrid el fichaje de Ferrán: quieren la oferta de Florentino)

A su vez, el egipcio también ha estado vinculado en numerosas ocasiones al Madrid y al Barça, pero el Liverpool nunca ha facilitado su salida, ni la de Mané tampoco. Aunque no es menos cierto que sería muy bueno para LaLiga española el poder contar con uno de ellos o con los dos incluso, tal y como revela Frederic Kanouté.

El exdelantero del Tottenham y Sevilla, entre otros, ha confesado que “son jugadores fantásticos”. “Creo que, para ellos, los únicos dos clubes a los que pueden ir, siendo realistas, son Barcelona y Real Madrid. E incluso si no está en mi club, me encantaría que vinieran a La Liga. Sería una gran ventaja para La Liga. Siendo realistas, no sé si va a suceder, pero son jugadores fantásticos y serían un fantástico valor añadido”, explica.

Además, Kanouté ha asegurado que hay que “felicitarlos a los árbitros españoles por el trabajo tan duro que hicieron y siguen haciendo” antes y después de la llegada del VAR. "El VAR, para ser honesto, no ha resuelto los problemas. Al final del día hay personas, seres humanos, detrás de ellos (las decisiones de VAR), detalla.

“La interpretación siempre se reducirá a los seres humanos, y todos estamos defectuoso. Todos tenemos defectos y debilidades, por lo que no podemos ser perfectos y tomar la decisión perfecta todo el tiempo. Lo único que pueden hacer los árbitros es dar lo mejor de sí, y tenemos que apoyarlos en su trabajo", sentenció.