Varane se rehace tras lo del City y firma un partido espectacular frente a la Real

  • El francés ha sido el mejor del partido sin lugar a dudas
varane varane
Raphael Varane
Defensa Central Defensa Central

En un partido gris por parte del Madrid, la defensa volvió a emergir como un aspecto clave en este Madrid y es que ha sido Varane el que ha sustentado al equipo blanco. 

Tras la catástrofe en Manchester, los focos apuntaban a Varane. El central francés viene de realizar su mejor temporada como blanco, pero su último partido de la temporada pasada, manchó un año bestial.Al igual que Courtois, Varane tenía una prueba inicial muy exigente; parar las embestidas de Oyarzabal y las galopadas de Isak.

El francés empezó contundente el partido, recuperando balones e iniciando las jugadas del equipo. Con el inicial dominio del Madrid con la posesión de balón, tanto Varane como Ramos sufrieron muy poco durante los primeros veinte minutos de partido. El partido de Varane estaba siendo dominante y muy serio y es que ni Isak ni Oyarzabal olieron el balón en la primera media hora de partido. Varane demostró durante el primer tiempo lo buen central que es. En una peligrosa contra llevada a cabo por Oyarzabal, fue Varane, con una maravillosa lectura defensiva, el que paró el contraataque.

Primera parte excelente por parte del galo y es que no se despegó de Isak, que apenas tocó el balón durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

El peligro de la Real incrementó en la segunda parte, pero Varane se mantuvo sublime. Teniendo en cuenta la rapidez de Varane, poco tenía que hacer la Real con los constantes balones en largo que enviaban tanto a Barrenetxea como a Isak. Con las constantes subidas heroicas de Ramos, el Madrid dejaba ‘vendido’ a Varane atrás, pero el francés respondía a cada ataque por parte de la Real. Fue en el minuto ochenta y siete cuando David Sila, recién ingresado al terreno de juego, disparó a puerta pero ahí estaba el de siempre, don Raphael Varane. Partido excelso el del francés.