Courtois empieza la Liga como acabó la temporada pasada, parándolo todo a lo grande

  • El actual Zamora de la Liga empieza dejando la portería a cero
courtois courtois
Thibaut Courtois
Defensa Central Defensa Central

Thibaut Courtois no tuvo demasiado trabajo durante el partido pero las pocas que le llegaron, las solventó con brillantez. 

Thibaut Courtois llegó al Reale Arena dispuesto a ser importante para el Madrid. El portero belga demostró ser el mejor portero del mundo la temporada pasada y sus intenciones y ambiciones siguen siendo las mismas.

Courtois sabía que no le esperaba un placentero y tranquilo debut, ya que se enfrentaba a jugadores de primerísimo nivel como Oyarzabal, Isak o Merino.

Empezó la Real presionando arriba obligando tanto a Courtois como a la defensa a despejar en largo los balones que caían en esa zona tan sensible del campo. Durante el paso irremediablemente de los minutos, la situación para el Madrid fue facilitándose y Courtois apenas tocó balones durante los primeros veinte minutos.

La primera y única acción en la que Thibaut participó fue en el minuto cuarenta y dos y es que el belga se agigantó para tapar y parar un disparo de Isak desde la frontal del área.

Primer parte relativamente tranquila para un Courtois que solo tuvo que intervenir en una acción en la que la Real amenazó de manera muy seria la portería blanca.

Tras sufrir el Madrid durante el primer tramo de la segunda parte, la tranquilidad volvió en Courtois y es que el portero apenas tuvo trabajo durante la segunda parte. 

Partido gris del Madrid, pero el guardameta mantuvo la portería a cero.