El jugador del Real Madrid que se mostró físicamente superior al resto de sus compañeros

  • Raphaël Varane, que fue nombrado mejor jugador del Real Madrid en San Sebastián, estuvo varias marchas por delante que el resto de sus compañeros.
Real Madrid Real Madrid
Real Madrid - Real Sociedad.
Defensa Central Defensa Central

El Real Madrid no pudo comenzar LaLiga con victoria en Anoeta. A pesar de que en el primer tiempo fueron bastante superiores al equipo txuri-urdin, tras el descanso bajaron la intensidad y los de Imanol se vinieron arriba. El empate (0-0) fue justo, aunque no es suficiente para el campeón. Eso sí, es curioso que el mejor del Madrid fuera, precisamente, el que peor lo hizo en el último partido de la temporada pasada.

Raphaël Varane estuvo muy sólido en defensa. De hecho, salvó varias contras peligrosas de la Real Sociedad (sobre todo en el segundo tiempo). Zidane ordenó a los suyos que buscaran el gol y, en cierta medida, descuidaron la defensa. No obstante, ahí estuvo Varane para frenar los ataques de los locales, que fueron de menos a más. 

El galo se encargó de cubrir a un velocista como Alexander Isak, que ya eliminó el año pasado a los blancos en Copa del Rey. No le dejó entrar en contacto con la pelota y, cuando se midieron en varias ocasiones, Varane le dejó atrás. Mientras tanto, Zizou se lo reconocía desde la zona técnica: "Bien, Rafa, bien.." (El Madrid fue de más a menos pero sacó un empate en un campo complicado).

Tras su fatídica noche en Mánchester, aunque el resultado ante la Real tampoco ha sido el esperado, Varane coge oxígeno. Lo necesitaba. En Defensa Central ya desvelamos que seguía muy tocado por su actuación en Champions, ya que nunca había cometido errores tan grotescos en su carrera. 

Sergio Ramos, que sigue imperial, vuelve a tener a su fiel escudero con confianza. Varane ha sido su pareja de baile durante los últimos años y el equipo necesitaba que volviera a ser el de siempre. En Anoeta, a pesar de que no se consiguieron los tres puntos, el francés acabó contento por su rendimiento personal. 

Los blancos se dejan dos puntos ante uno de los rivales más complicados de LaLiga, pero conviene recordar que esto no es como empieza, sino como acaba. La temporada es muy larga y los pupilos de Zidane lo saben. Ya toca pensar en el próximo partido (sábado 26 a las 21.00 horas contra el Betis en el Villamarín).