Casemiro volvió al once en un partido en el que estuvo muy exigido y golpeado

  • Difícil partido para el brasileño que acabó tocado
casemiro casemiro
Casemiro
Defensa Central Defensa Central

El Madrid salió victorioso del Benito Villamarín y no con un Casemiro brillante precisamente. Exigente partido para el brasileño. 

Tras su suplencia ante la Real en el debut del Madrid en Liga, Casemiro volvía al once de Zidane dispuesto a ser importante, como muchas otras veces. El brasileño llegaba extra motivado al partido y durante el transcurso de los minutos se notó.

Acompañado de Kroos, Valverde y Odegaard en el centro del campo, la presencia de Casemiro era vital para las aspiraciones del Madrid de poder llevarse los tres puntos para casa.

El brasileño empezó el partido ubicado en la base de la jugada, por detrás de Kroos y Valverde, intentando desconectar a jugadores como Canales y Fekir. La función de Casemiro en el Madrid va más allá. Con él posicionado en la base de la jugada, permitía a Carvajal y a Mendy subir de manera constante al ataque; convirtiéndose en ‘falsos’ extremos. Fue en el minuto catorce cuando Casemiro sufrió un fuerte pisotón en el tobillo y lo tuvo renqueando durante toda la primera parte. Minuto treinta y cinco y el gol del Betis llegó. Centro desde la frontal por parte de Canales y Mandi aniquiló.

Difícil primera parte para Casemiro que se vio desbordado constantemente por Canales. Demasiados desajustes defensivos en el Madrid en la primera parte.

El Madrid empezaba de la mejor manera posible, ya que al inicio de la segunda parte, el Madrid ya empataba el partido. Tras la expulsión de Emerson, el Madrid quiso adueñarse del partido y meterle una marcha más con Casemiro cubriendo las espaldas del equipo. Con la expulsión de Emerson el Madrid dominaba la pelota. El Betis se aferraba a las contras y es ahí cuando Casemiro aparecía.