Zidane solo le dio 13 minutos a Jovic, que marcó el gol del empate pero fue anulado

  • El serbio volvió a ser suplente a pesar de que no jugó con Serbia. Entró a falta de menos de quince minutos para el final cuando el partido ya estaba sentenciado.
Jovic y Zidane Jovic y Zidane
Real Madrid.
Defensa Central Defensa Central

Zidane apostó por las rotaciones ante el Cádiz, pero Luka Jovic no entró en sus planes. Al menos como titular, ya que el serbio vio casi todo el partido desde el banquillo. Como viene siendo habitual, no salió hasta los últimos quince minutos, cuando el partido ya estaba casi sentenciado. Con todo y con ello, marcó el gol del empate (que fue anulado por fuera de juego).

El Real Madrid pagó muy caro el desgaste físico de la mayoría de sus futbolistas. Desde el primer minuto se evidenció que no estaban frescos y el Cádiz supo sacar ventaja. De hecho, aunque sólo les bastó un gol para ganar, pudieron ser varios de no ser por Thibaut Courtois, que aunque tampoco tuvo su día, fue de los mejores del equipo.

Jugadores como Isco y Lucas Vázquez quedaron señalados al ser sustituidos en el descanso por Asensio y Casemiro. Otros como Marcelo también, aunque el brasileño acabó jugando los noventa minutos. Muchos pensaban que Jovic podría salir de revulsivo en el descanso para buscar el empate, pero no fue hasta el 77' cuando el serbio ingresó en el terreno de juego.

El Cádiz supo jugar sus cartas y defendió con uñas y dientes el marcador. Todos atrás mientras que el Madrid, sin éxito, probaba con centros laterales y alguna que otra individualidad de Vinicius. Jovic llegó a marcar el gol del empate, pero inmediatamente fue anulado por fuera de juego en el arranque de la jugada.

El ex del Eintracht tiene gol, es evidente, pero necesita minutos. No basta con un cuarto de hora, con toda la presión y sin ritmo de partido, para remontar un 0-1. Además, a diferencia de otros, él no jugó con Serbia (aunque sí fue convocado), por lo que estaba fresco y perfectamente capacitado para ser titular.

Se viene una semana clave para el equipo de Zidane. El miércoles reciben al Shakhtar en el Di Stéfano (Champions) y el domingo viajan a Barcelona para disputar el Clásico. De ahí las rotaciones de Zidane, que habrá llegado a la conclusión de que algunos como Isco, Lucas o Marcelo no están a su mejor nivel. Es el momento de dar confianza a Jovic.