2021-03-02 18:18:00

Exclusiva: Rodrygo acabó fatigado y examinado por los médicos: sin síntomas de recaída

  • El brasileño jugó cerca de medio hora tras meses alejado de la competición.
Rodrygo y Zidane Rodrygo y Zidane
Rodrygo y Zidane.
Blanca García Blanca García


Tras más de dos meses alejado de la competición, Rodrygo ha vuelto a tener minutos. El brasileño se ha perdido los últimos 12 encuentros por su lesión en el muslo. Una vez recuperado, tuvo la oportunidad de estar presente en el partido de anoche.


El Real Madrid se enfrentó a la Real Sociedad en el Di Stéfano en un partido donde recuperaba a cuatro de sus nueve bajas. Los blancos sacaron un punto gracias al tanto de Vinicius en los últimos minutos.

Rodrygo volvía tras superar su última lesión y pudo jugar cerca de media hora. Zidane no quiso forzar para evitar la recaída y le dio la oportunidad al delantero en la segunda parte.

Como era de esperar, después de tanto tiempo sin jugar terminó el partido algo exhausto por el esfuerzo. Nada más saltar al terreno de juego generó una ocasión de peligro que no terminó favorablemente. (Rodrygo se mostró emocionado tras regresar a los terrenos de juego). 

A pesar de haberse esforzado para ayudar al equipo, no hubo ningún problema relacionado con su lesión. Zidane estuvo muy atento en todo momento de que sus pupilos no tuvieran molestias, ya que el objetivo es liberar la enfermería. 

Según ha podido conocer Defensa Central por fuentes cercanas al club, Rodrygo completó el encuentro en perfectas condiciones y no existen riesgos de recaída. Los médicos examinaron su actuación y dieron el visto bueno.

SENSACIONES POSITIVAS

Rodrygo salió en el minuto 61 para sustituir a Marco Asensio y buscar el gol. A los blancos les siguen faltando anotar y Zizou cambió el esquema para mejorar el marcador. 

Uno de los grandes motivos se encontraría en la ausencia de Benzema. El máximo goleador del equipo sigue lesionado por el agotamiento del calendario. 

El brasileño se fue al vestuario contento de su participación en Valdebebas. Después de casi tres meses centrado en su proceso de recuperación, se sintió cómodo sobre el terreno de juego. 

Su objetivo fue ser protagonista, por lo que estuvo muy activo por su banda. La falta de ritmo en estos últimos 12 partidos era evidente y le perjudicó.