2021-04-07 17:59:00

Zidane se lo dijo a Kroos y Modric antes del partido: "Si presionan arriba les volvemos locos"

  • El entrenador del Real Madrid sabía lo que podía pasar ante el Liverpool y su lectura del partido fue clave
Modric, Zidane, Kroos Modric, Zidane, Kroos
Zidane, Modric y Kroos
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez


El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, fue uno de los grandes artífices de la victoria ante el Liverpool este martes por su lectura del encuentro. El técnico francés advirtió a los dos creadores de juego madridistas, Modric y Kroos, sobre lo que podía pasar ante los reds.


El plan del Real Madrid ante el Liverpool salió a la perfección y el Real Madrid sumó una merecida victoria para encarrilar el pase a semifinales de la Liga de Campeones. Aunque todavía queda la vuelta, los blancos viajarán a Anfield con ventaja gracias al planteamiento de Zizou, al que muchos llamaban 'alineador'.

La estrategia de Zidane sirvió al Real Madrid para golpear con dureza al Liverpool gracias a la advertencia que el técnico había hecho antes de los noventa minutos a Modric y a Kroos. El francés les avisó de que los de Klopp iban a ir hacia arriba a presionar y que la clave estaba en sacar el balón jugado.

Modric y Kroos ayudaron, debido a ello, a sacar el balón desde atrás. El croata y el alemán ayudaron a maniatar la presión del Liverpool y las cosas fueron tal y como Zizou había previsto: "Si presionan arriba les volvemos locos", llegó a decirles antes del encuentro.

Kroos y Modric

Klopp quería aprovecharse de la defensa del Real Madrid

La razón por la que Zidane estaba más que convencido de que el Liverpool iría a buscar el balón al campo rival era el cambio en la defensa del Real Madrid, con las bajas de Sergio Ramos y Raphael Varane. Tanto el capitán madridista como el zaguero francés son especialistas sacando el balón jugado, y aunque Nacho y Militao dieron la talla lo cierto es que a priori podría pensarse que tendrían más dificultades.

Zidane sabía que Klopp intentaría presionar a estos dos jugadores, sobre todo a Militao, e intentar aprovechar su falta de minutos a lo largo de la temporada para rascar algún error e intentar llevarse el partido. El tiro le salió por la culata porque le leyeron las intenciones.

Así, la decisión de Zidane de hacer a Modric y Kroos bajar a recibir la pelota para comenzar las jugadas fue la clave del partido, originándose así, además, los espacios necesarios en el ataque madridista para que dos balones largos del alemán se convirtieran en los dos primeros goles del partido, de Vinicius y Asensio. Solo la mala suerte hizo que los reds se escaparan con vida de Valdebebas.

El vestuario quedó muy satisfecho tras la victoria por el trabajo realizado por todos, pero también porque Zidane volvió a demostrar que es un estratega nato y que sabe leer los partidos con mucho acierto. En las grandes noches como la de este martes, eso es fundamental para sacar los encuentros adelante.