2021-05-03 19:17:00

Exclusiva: la otra razón por la que Zidane está feliz con Militao: le dijo ‘no’ al Oporto en enero

  • Militao quiso quedarse en el Real Madrid, pese a tener una oferta para volver al Oporto.
Militao Militao
Militao


Éder Militao, al que muchos gurús le llamaban "Limitao" o "Mareao", ha dado una clase magistral sobre lo que supone ser jugador del Real Madrid. El central brasileño, criado en el fútbol portugués, a sus 23 años, ha pasado de ser un hombre asiduo al banquillo... a un central de categoría mundial. Zidane está encantadísimo con su nueva versión.


Hace semanas, tras su recital en Valdebebas contra el Liverpool, en DC afirmábamos que Militao era el nuevo fichaje de Zinedine Zidane.

Han pasado partidos como el Clásico, la vuelta en Anfield, el asedio del Chelsea en Valdebebas… Y en todos ha cumplido con nota. Con matrícula de honor y dando un rendimiento excelente.

ZZ, obviamente, encantadísimo con esa nueva versión del futbolista brasileño. Eso que en enero pudo cambiar, de forma radical, su destino en el Real Madrid.

No tenía minutos, más que en contadas ocasiones, y vivía en la sombra de Sergio Ramos y Raphael Varane, pero Militao no se rindió y le dio la vuelta. Ha cambiado los escalofríos, de miedo, del madridismo… por los escalofríos desatados por sus partidazos.

Ha dejado a más de uno, dos y tres con la boca abierta, de par en par, con sus actuaciones notables sobre el césped.



El Oporto lo quiso de vuelta

Militao tenía ofertas, dada su calidad mostrada, a cuentagotas, en sus apariciones con el Real Madrid. Una de las más destacadas la ponían desde Portugal, en Oporto, concretamente, queriendo repescar (cedido) al joven central. El jugador fue tentado, no estaba contento, pero decidió no arrojar la toalla y seguir persiguiendo su sueño.

Han pasado cuatro meses, tras aquella decisión tan trascendental, y resurgió de la nada. Zidane y el madridismo están entusiasmados con él y ahora se le ve como ese ansiado fichaje de un central que tanta falta hacía para rotar a los titulares.