2021-05-08 03:00:00

Zidane quiere ganarle a Lopetegui la otra 'guerra' del partido: la del balón

  • En el choque de la primera vuelta, el Madrid apenas superó el 35% de posesión ante el Sevilla...pero ahora, con el físico tan mermado, necesita que sus jugadores tengan el balón y no que corran a recuperarlo.
Lopetegui Lopetegui
Lopetegui y jugadores del Madrid
Rubén Gómez Rubén Gómez


El Real Madrid se juega muchas opciones de ganar esta Liga en la jornada de este fin de semana. El Barcelona-Atético de este sábado y la visita del Sevilla al Di Stéfano el domingo propicia que los cuatro primeros de la clasificación se midan entre sí.


En relación al choque frente al equipo de Lopetegui en el Real Madrid preparan varias opciones.

Falta por saber si Valverde, Ramos y Vinicius estarán listos para jugar pero sí hay una cosa que Zidanae pretende ‘corregir’ en relación al partido de la primera vuelta que se jugó en Sevilla: el dominio del balón.

Y es que en ese partido del Pizjuán el Madrid apenas firmó un 36% de posesión de balón por el 64% de su rival.

Obviamente, lo más importante de aquel duelo, el resultado, cayó del lado madridista (0-1) pero no es menos cierto que la idea del técnico blanco es tratar de tener bastante más el balón en el choque de este domingo.

Zidane pretende tener un partido más controlado, en el que sus jugadores descansen teniendo la pelota y no corriendo para recuperarla, especialmente por lo justo físicamente que llega el equipo al duelo tras la batalla en Londres.

KROOS Y MODRIC NO ESTÁN PARA ‘GUERRAS FÍSICAS’

En este aspecto, Zidane pretende huir de un partido físico y quiere llevarlo al terreno de la técnica, espacio en el que sus jugadores se sentirían mejor.

Es evidente que jugadores como Kroos o Modric, y más con el desgaste acumulado, prefieren estar en el equipo que ronde el 70% de la posesión y no en el que se acerque al 30-35%. Se vio en Londres, están más que justos.

Por todo ello, Zidane quiere recuperar el balón ante el Sevilla y arrebatárselo será la primera gran batalla que el técnico tenga ante Lopetegui, un ex de la casa blanca y que siempre que se mide al Real Madrid cuenta con ese deseo de ‘venganza’ de intentar mostrar lo que en el equipo blanco no pudo lograr.