2021-05-11 17:11:00

682 equipos de Primera en Europa tienen mejor saldo arbitral que el Real Madrid

  • Los blancos son el 47º equipo con peor saldo arbitral de los 730 que componen las primeras divisiones de las ligas europeas
Casemiro penalti no pitado Casemiro penalti no pitado
Penalti a Casemiro ante Osasuna
Raúl Gutiérrez Raúl Gutiérrez


El Real Madrid, uno de los equipos que más ataca de Europa, es el 683º equipo en cuanto al saldo arbitral (referido a penaltis) de todo el fútbol continental. El dato es demoledor.


Lo sucedido ante el Sevilla el pasado domingo, con la mano de Militao que 'anuló' un penalti cometido sobre Benzema y que jamás debió ser sancionada, ha reabierto el debate arbitral. Un debate que, por otro lado, no se ha marchado nunca. El Real Madrid ha recibido esta temporada arbitrajes demenciales.

Y no lo decimos nosotros. Solo un vistazo a los números del equipo blanco comparados con otros equipos punteros (o no) de Europa demuestran una realidad: los blancos han sido claramente perjudicados con los penaltis a favor y en contra a lo largo de todo el curso.

Concretamente, el conjunto de Zinedine Zidane es el 47º equipo de toda Europa, contando los 730 clubes que forman las primeras divisiones de cada país, con peor saldo arbitral del viejo continente.

Cinco penaltis más en contra que a favor

Ya no solo hay que mirar en la Liga, es que el Madrid tiene un saldo idéntico al de equipos de la zona media-baja de Italia, Holanda o hasta Moldavia, con -5 penaltis. A lo largo de la temporada, le han pitado solo 3 a favor y 8 en contra. Lo que sucedió el domingo es el ejemplo perfecto para entenderlo.

Cabe recordar, como detalle importante para haber alcanzado este dato, que el Real Madrid llegó a pasar 25 jornadas consecutivas sin que le pitaran un penalti a favor.

El Real Madrid no quiere que le den nada, pero tampoco que le quiten. Quiere que haya un rasero igual para todos. No puede ser que el domingo piten penalti de Militao y los blancos hayan perdido puntos para aburrir esta temporada por jugadas idénticas. Basta ya de cachondearse en la cara de los aficionados.