2021-06-10 21:34:00

Odriozola, primera 'víctima' de la era Ancelotti: el club ya le ha dicho que no le quiere

  • En Italia ha surgido un doble interés en su fichaje por parte de dos de los grandes del Calcio: Milán e Inter.
Odriozola Odriozola
Odriozola
Rubén Gómez Rubén Gómez


El Real Madrid ya está metido de lleno en la planificación de la temporada 2021-22. Con Carlo Ancelotti al mando de las operaciones, en Valdebebas ya han empezado a comunicar a jugadores como Odriozola que deben buscarse equipo para la próxima campaña.


Después de la renovación de Lucas Vázquez, en el Madrid se considera que la presencia de Odriozola en la plantilla cobra ya poco sentido, especialmente porque además del gallego, que gracias a Zidane demostró que puede actuar como lateral derecho, Ancelotti ya cuenta con Carvajal, Nacho e incluso Militao como futbolistas que pueden jugar en ese carril diestro.

Odriozola tiene contrato hasta el año 2024 con el Real Madrid pero el hecho de no entrar en los planes de Ancelotti le obliga a buscarse equipo para el próximo curso.

En el Bernabéu ya le han comunicado al jugador vasco la decisión de no continuar la relación para el próximo año con la promesa de que le ayudarán a buscar un buen destino para que acumule los minutos que se merece.

La emisora ‘Onda Cero’ ha asegurado que hay dos equipos en Italia que estarían interesados en hacerse con los servicios de Odriozola. Esos equipos serían el Inter y el Milán, es decir, que podría haber un derbi por todo lo alto para convencer al jugador.

SU FICHA, 4 MILLONES DE EUROS, EL GRAN ‘PROBLEMA’

Odriozola no terminó nunca de entrar en los planes de Zidane que, de hecho, sólo le utilizó cuando no tuvo más remedio. De hecho, en un partido clave como el que se jugó en Liverpool en los cuartos de final de la Champions, Zizou prefirió poner a Fede Valverde como carrilero derecho antes que a Odriozola.

Ahora falta por ver si el Madrid puede conseguir un traspaso para Odriozola o si, por el contrario, se tiene que conformar con una cesión en la que el club de destino abone la totalidad (o al menos la mayor parte) de su ficha.

Un salario, que por cierto, se aproxima a los 4 millones de euros por temporada y que supondrá un alivio importante para las arcas del club al tratarse de un futbolista muy poco utilizado en los últimos tiempos…y que para Ancelotti no tiene cabida en el proyecto de la nueva temporada.