2021-06-23 03:00:00

Ancelotti, con overbooking en los laterales por ‘culpa’ de Nacho, Alaba y Mendy

  • El club no se plantea reforzar los laterales pese a que el italiano ha deslizado algunos nombres como Leonardo Spinazzola o Danzel Dumfries.
Overbooking Overbooking
Real Madrid.


Carlo Ancelotti tiene laterales suficientes de cara a la próxima temporada. Si bien es cierto que el italiano ha estado proporcionando una lista de nombres, entre los que figuran algunos como Leonardo Spinazzola o Danzel Dumfries, el Real Madrid no se plantea de momento reforzar los costados: hay 'overbooking'. 


A priori, Mendy y Carvajal serán titulares en los esquemas de 'Carletto'. Sin embargo, el italiano podrá probar otras opciones con algunos como David Alaba (LI), Nacho Fernández (LD, LI), Eder Militao (LD), Lucas Vázquez (LD), Marcelo (LI) y Miguel Gutiérrez (LI). Odriozola, salvo sorpresa o que no llegue ninguna oferta, se marchará este verano.

Por lo tanto, aunque en el Real Madrid reconocen que Spinazzola y Dumfries son futbolistas interesantes y lo están demostrando en la Eurocopa, no se plantean reforzar los laterales. La prioridad es acudir al mercado en busca de gol. Mbappé y Haaland están en la pole, aunque el francés es el favorito de Florentino Pérez para la próxima temporada. 

Tampoco se descarta la llegada de un central si, como todo apunta, Raphaël Varane se marcha. En el club dan por hecho que no seguirá el año que viene y, aunque tienen la opción de Vallejo sobre la mesa, si la economía lo permite tratarían de fichar a Jules Koundé. 

El centro del campo quedaría cubierto con la vuelta de algunos cedidos como Martin Odegaard o incluso Dani Ceballos. El noruego ya cuenta con el O.K de Ancelotti, mientras que el de Utrera podría venderse si llega una oferta interesante. Es transferible. 

Así las cosas, en la entidad priorizan ahora las ventas y terminar de sellar las cesiones. Se intenta liberar masa salarial y obtener efectivo para que sirva de soporte en el posible fichaje de Mbappé. Aunque, en este caso, ya no se trata de una cuestión de dinero. Hay que llegar a un acuerdo con el Emir de Catar, quién no verá peligrar su economía si no ingresa 150 'kilos' extra este verano.