2021-09-14 17:49:00

Alaba, tras las quejas desde Múnich por besar el escudo del Madrid: "No provocaba"

  • El jugador austriaco respondió a todos aquellos que desde Múnich aseguraron que le había faltado al respeto al Bayern besando el escudo del Madrid.
Alaba besando el escudo Alaba besando el escudo
Alaba
Rubén Gómez Rubén Gómez


El jugador del Real Madrid, David Alaba, ha concedido una entrevista al periódico alemán 'Bild', en la que habla de muchos temas. Confirmó que fue el club el que le pidió que llevara el dorsal '4', que Kroos fue un gran apoyo para él cuando llegó a Madrid y que el campo de Valdebebas le ha parecido "muy grande". Además, sobre el beso al escudo del Madrid que tanto ofendió en Múnich el día de su presentación en la casa blanca, aseguró que "no quería provocar a nadie". 


Llevar el dorsal '4' que tenía Sergio Ramos 

"El número 27, que es el que llevaba en el Bayern, no está permitido en LaLiga y el club quería que llevara el número 4. Sergio Ramos es una leyenda absoluta. Sus actuaciones dentro y fuera del terreno de juego lo convierten en un modelo a seguir. Pero yo soy Alaba y no quiero que me comparen con otros, quiero escribir mi propia historia aquí".

El apoyo de Kroos al llegar al Madrid 

"Sonreímos cuando nos encontramos en el vestuario por primera vez. Toni me ayudó mucho, sobre todo al principio, fue un factor importante para mí cuando me estaba adaptando. Su esposa también fue una gran ayuda para mi pareja".

Habla con Ancelotti en inglés 

"Estoy muy contento de poder volver a trabajar con él, como persona es muy honesto, y como entrenador aporta una cantidad increíble de experiencia. El primer día, Carlo me saludó en alemán, así que algo le quedó de su tiempo en Alemania. Pero después hablamos en inglés".

Alucinado con el campo de entrenamiento de Valdebebas

"El campo de entrenamiento del Real Madrid en Valdebebas es muy grande. Todos los jugadores tienen su propia habitación en ella. Entre las sesiones de entrenamiento, tienes un sitio en el que puedes descansar".

Su beso al escudo del Madrid que sentó mal en Múnich 

"Para mí fue un día emocionante. Estaba feliz de haber llegado y quería mostrar lo feliz que estaba de poder afrontar un nuevo reto. No quería provocar a nadie besando el escudo, y menos al Bayern, donde pasé años increíblemente maravillosos. Siempre respetaré y querré al club. Ninguna acción cambiará eso".