Courtois siempre está cuando se le necesita: desbarató todas las ocasiones del Sheriff

Por fin pudo mantener la portería a cero


Courtois

Courtois




Tras la suplencia de Militao frente al Granada, el belga es el único jugador que ha disputado hasta ahora todos los minutos del conjunto blanco, y todo apunta que seguirá siendo así, con Lunin esperando su oportunidad.

Y no es porque no confíe Ancelotti en el ucraniano, sino porque al nivel que está Thibaut, es a día de hoy uno de los mejores guardametas del mundo. Y así lo demostró en la fría noche de Tiraspol.





Era un partido difícil para él. Con el termómetro marcando cifras por debajo de los cero grados, y con etapas dentro del encuentro en el que veía el balón a lo lejos, corría el riesgo de no estar activo cuando le exigieran.

Pero no fue así. Demostró que siempre está cuando se le necesita. Y aunque no fue muy exigido durante los 90 minutos, las veces que los atacantes llegaron con peligro, ahí estaba para responder.





Especialmente en la segunda parte, cerca del minuto 70, tuvo que sacar una mano nada fácil a un disparo potente de Traoré desde dentro del área. Cualquier otro habría estado despistado.

De hecho, aunque los moldavos no crearon muchas ocasiones, sí que merodearon su área. Y es que, el belga acabó el partido con 5 paradas, aunque alguna de ellas a disparos lejanos que no suponían ningún peligro.





Ningún despiste de Courtois que consiguió recuperar la imbatibilidad en la portería. Demuestra por qué es uno de los mejores arqueros del mundo, aunque los premios no lo quieran reflejar.




DEJA TU COMENTARIO