El Real Madrid sigue creciendo: se vengó del Sheriff y ya está en octavos

El equipo de Ancelotti se impuso en el campo del equipo moldavo por 0-3 en un partido muy serio.


Celebración del Madrid

Celebración del Madrid




Para darse cuenta de la seriedad con la que Ancelotti se tomó este partido ante el Sheriff sólo había que echarle un ojo al ‘11’ que se presentó. Con todo lo ‘gordo’, incluyendo a Rodrygo para abrir los extremos en lugar de un jugador como Asensio. De hecho, fue precisamente una colada del brasileño por su banda, a los cinco minutos, la que generó la primera opción de peligro de los blancos, con un centro paralelo a la línea de gol que sacó la defensa.

Los primeros minutos fueron bastante más parejos de lo esperado. De hecho, el Sheriff no arrancó defendiendo tan atrás. Al contrario, por momentos eran los locales los que más se arrimaban al área del Madrid a base de balones largos y disputas de sus delanteros con Alaba o Militao.





Gol anulado a Benzema

Eso sí, quien vio cómo le anulaban un gol fue el Madrid. Tras un remate de Kroos desde la frontal, despejado por Athanasiadis, el balón le cayó a Benzema los pies y lo transformó en gol. Un tanto que fue anulado porque el francés se encontraba adelantado.

Pasados los 15 minutos del arranque el Madrid empezó a hacerse dominador de la situación. Recuperaba la pelota más rápido y comenzaba a tenerla más tiempo. De hecho, desde la banda derecha volvió a generar peligro gracias a una subida de Carvajal, que acabó con un centro atrás que remató Rodrygo al primer toque para que Athanasiadis volviera a ponerle pegamento a sus guantes para quedarse con la pelota en dos tiempos.





Alaba, de falta, adelantaba a los blancos 

La buena noticia para el Madrid fue que ese momento ascendente en el partido tuvo premio. El mejor. Un gol. Y el mismo llegó, además, gracias a un lanzamiento de falta de Alaba. El austriaco, que marcó un golazo en el Clásico, también estrelló su casillero anotador en la Champions con un toque con la zurda que rozó en la barrera y que acabó con la pelota en el fondo de la red del Sheriff. Lo que no consiguió durante los 90 minutos del Bernabéu, adelantarse ante los moldavos, lo logró en 30 minutos en este encuentro. Era justo la premisa que les pidió Ancelotti, adelantarse en el marcador y no ir a remolque de este equipo tan peligroso a la contra.


Sheriff y Real Madrid






Golazo de Kroos antes del descanso

El encuentro llegaba a sus segundos finales y el Madrid iba a lograr su segundo tanto, uno de esos goles psicológicos que suelen valer doble por lo que suponen a nivel mental para el oponente. Una combinación muy rápida, con pequeños toques de varios jugadores, terminó con una definición impecable de Kroos, con su ya clásico golpeo de interior, colocado a la escuadra. La precisión fue tal que la pelota tocó el larguero y botó dentro antes de salirse. El árbitro y su asistente lo vieron claro. El VAR lo confirmó. El Madrid se iba al descanso con un 0-2 que le ponía los dos pies en los octavos de final.

Con todo lo que se le viene encima a los blancos, con rivales de tronío tanto en Liga como el decisivo de Champions frente al Inter, lo cierto es que anotar un tercer tanto se antojaba más que importante para un doble objetivo, el obvio, cerrar prácticamente el partido y los tres puntos, pero también el de poder empezar a dar descansos y rotar jugadores.





Gol de Benzema y problemas físicos de Alaba 

En este sentido, el Madrid sólo necesitó 10 minutos de la reanudación para poner ese tercer gol que, seguramente, Ancelotti les pidió durante el descanso. Iba a ser Karim Benzema, con un gran remate desde fuera del área después de una buena conducción de Mendy, el que agrandaría aún más el agujero entre uno y otro en el marcador. En un día complicado para el ‘9’ del Madrid su respuesta fue la mejor, la goleadora.

Todo marchaba bien para los de Ancelotti, sin embargo, hubo un contratiempo que, a falta de conocer la gravedad del mismo, puso el toque amargo a la noche. Y es que Alaba tuvo que dejar el campo antes de tiempo por unas molestias en el muslo izquierdo. El austriaco se fue por su propio pie, hablando con los médicos y con Ancelotti, señal de que no parecía algo muy grave.

Los minutos empezaban a pasar sin que hubiera nada especialmente destacado sobre el campo, más allá de un intento de Asensio. Al Madrid no le hacía falta y al Sheriff no le daba. Ancelotti pudo dar descanso a Casemiro, Mendy o Carvajal. El pasaporte para los octavos se tramitó en Tiráspol pero el hacerlo como primero de grupo se tendrá que decidir el próximo día 7 ante el Inter. Un empate en ese partido que se jugará en el Bernabéu será suficiente.

Ficha técnica

Sheriff 0: Athanasiadis; Costanza, Arboleda, Dulanto, Cristiano; Thill, Addo; Traoré, Kolovos, Bruno (Nikolov 59’); Castañeda (Julien 59’)

Real Madrid 3: Courtois; Carvajal (Lucas 64’), Militao, Alaba (Nacho 64), Mendy (Marcelo 60’); Casemiro (Blanco 83’), Kroos, Modric; Rodrygo (Asensio 83’), Vini Jr y Benzema

Goles: 0-1 Alaba (30’), 0-2 Kroos (45’), 0-3 Benzema (55’)

Árbitro: Szymon Marciniak. Amonestó a Mendy, Costanza

Estadio: Stadionul de Tiráspol.




DEJA TU COMENTARIO