Ancelotti no se acordó de Casemiro y fue el propio jugador el que se lo recordó en Moldavia

El brasileño podrá estar en el duelo ante el Inter


Casemiro y Ancelotti

Casemiro y Ancelotti








Benzema acababa de marcar el 0 a 3, y los jugadores se iban corriendo hacia el francés para celebrar el gol que terminaba de darles la tranquilidad en el partido. Todos menos uno.

Y es que las cámaras captaron como Casemiro se acercaba a la banda para charlar con Ancelotti. Las dudas surgieron. ¿Un posible problema muscular? ¿Una variante táctica para amarrar el resultado?





El caso es que ni el brasileño cojeaba ni el equipo cambió su dibujo táctico. Las dudas acerca de esa misteriosa conversación aumentaron, hasta que llegó la rueda de prensa y Carletto resolvió el misterio.

Como es lógico, le preguntaron por ese hecho y él confesó que "me dijo que estaba apercibido y que no quería ver la tarjeta. Por eso lo cambiamos al final". El futbolista le recordó el peligro que corría.





Y es que Ancelotti ha demostrado que no ve más allá del partido que tiene por delante. No ha especulado con el '11' tras el parón, aunque sí dio descanso a Militao. Pero frente al Sheriff no tenía la amarilla a Casemiro.

En el tramo final del partido, y ya estando prevenido, sí que decidió dar entrada a Antonio Blanco, para proteger de ese peligro de sanción al futbolista brasileño, que finalmente sí estará en el duelo ante el Inter.





Está claro que los jugadores también son conscientes de la importancia de quedar primeros de grupo. Y es que ser segundo puede esconder algún cruce muy peligroso, como Manchester City, Liverpool o Bayern de Munich que es mejor evitar.

Las cuentas claras

El Madrid no necesita hacer muchas cábalas para saber qué tiene que hacer si quiere estar en el bombo con los campeones de cada grupo, y es que llega a la última jornada ya clasificado.





Por lo tanto, si gana o empata frente al Inter, mantendrá el liderato, sólo si pierde se vería relegado a ese segundo puesto, esperando un cruce amable para octavos, aunque sería un sorteo muy peligroso.




DEJA TU COMENTARIO