Kroos cita a Guti y a Gumbau para resolver sus cuentas pendientes en el Bernabéu

Los dos mediocentros del Elche se pegaron como lapas al alemán, que estará mejor acompañado para el duelo de Liga


Gumbau, Kroos y Guti

Gumbau, Kroos y Guti




El Elche centró sus esfuerzos durante casi todo el partido en que Kroos no pudiera recibir cómodo ni pensar con el balón en los pies. Cada vez que el alemán controlaba la pelota, dos perros de presa se lanzaban a su cuello para cerrarle el paso. No había escapatoria para el alemán, el faro del equipo sin Modric ni Casemiro.

Esto cortocircuitó durante largos periodos el juego de los blancos y les impidió llegar con claridad a la portería. Kroos fue retirado al comienzo de la prórroga, agotado y magullado, y se marchó al banquillo repleto de golpes y con muchas ganas de venganza. El equipo acabó ganando el partido sin él y, a pesar de que festejó el triunfo, acabó con una sensación agridulce.

Marcaje brutal

Kroos formó el centro del campo junto a Fede Valverde y Camavinga en el Martínez Valero, lo que señaló a las claras que el alemán sería el auténtico faro del equipo. El uruguayo y el francés, mucho más discretos, trataron de explotar su físico, pero les faltaba paciencia para ser determinantes en campo contrario.

El Elche sabía dónde morder y Francisco encargó a la pareja de mediocentros una vigilancia extrema sobre el centrocampista teutón. Cuando Kroos recibía el balón, los dos debían realizar una presión conjunta muy rápida y asfixiante, aunque dejaran algunos espacios. El plan surgió efecto durante gran parte del partido y el alemán terminó desquiciándose.

Pudo respirar un poco en la segunda parte cuando Ancelotti decidió remodelar el centro del campo y sacar al campo a Casemiro y Modric por Camavinga y Valverde. Con los tres magos sobre el campo, a los ilicitanos le entraron las dudas y el Madrid se adueñó de la pelota. 

Pero Kroos ya estaba demasiado cansado después de semejante persecución. Después de encadenar todos los partidos de la Supercopa en Arabia, el alemán dio claras muestras de agotamiento y Ancelotti decidió retirarle al comienzo de la prórroga.

Mejor acompañado

El caprichoso y apretado calendario vuelve a citar al Real Madrid contra el Elche solo unos días después de su duelo de Copa. Será este domingo, en el Bernabéu, y Kroos tiene muchas ganas de saldar las cuentas pendientes. Esta vez no será el único objetivo de la presión ilicitana, ya que Modric y Casemiro volverán a acompañarle.

Ancelotti sabe que, con los tres en el centro del campo, es muy difícil que un equipo pueda incordiarle tanto como cuando falta alguno de los tres tenores. Valverde y Camavinga ha gastado su oportunidad con otro partido flojo e irregular, y volverán a ser suplentes para el duelo de Liga.


Kroos tendrá su revancha contra Guti y Gumbau, y esta vez contará con refuerzo. La pareja ilicitana le hizo la vida imposible al madridista y este quiere devolvérsela con fútbol, junto con sus mejores socios. Mala idea picar al alemán.




DEJA TU COMENTARIO