Militao rescata un empate en un partido sin suerte del Madrid

Los blancos tuvieron una gran cantidad de ocasiones pero se vieron sorprendidos en los dos únicos remates a puerta de los ilicitanos


Militao

Militao




El encuentro solo puede explicarse en que, cuando la moneda sale cruz, todo puede torcerse a lo largo de un partido. El Madrid sufrió golpes de todos los tipos y logró sobreponerse con carácter y orgullo, aunque se quedó en la orilla de consumar la remontada. El punto mantiene la ventaja de cuatro puntos con respecto al Sevilla, segundo clasificado, pero deja a los de Ancelotti chafados porque sienten que han perdido una oportunidad de oro.

Antes de que el árbitro pitara el comienzo, el Bernabéu le rindió un hermoso homenaje a Paco Gento, la leyenda del club recientemente fallecido. Todos los jugadores de la primera plantilla posaron con camisetas de Gento y todos los títulos conseguidos por la Galerna del Cantábrico en el Madrid. Un momento muy especial para todos los madridistas, que fue el preludio de un gran arranque de su equipo.

Buen inicio

Hazard era la gran novedad del equipo al que volvían los titulares que habían descansado durante el partido de Copa. El belga, que fue decisivo para vencer en el Martínez Valero, formaba el tridente junto a Benzema y Vinicius por la derecha, aunque con mucha libertad para moverse por todo el frente del ataque.

El equipo salió al partido con autoridad y las ocasiones no tardaron en llegar. Kroos y Vinicius tuvieron las primeras oportunidades del Real Madrid pero sus remates se escaparon por poco. El gol parecía cuestión de tiempo viendo el empuje de los blancos, y tuvieron su mejor oportunidad a la media hora con un penalti claro por un derribo por detrás a Vinicius.

Pero la suerte hoy iba con el Elche y Benzema lanzó la pena máxima a la grada, su primer penalti fallado en el Real Madrid de los 24 que ha lanzado hasta el momento. El fallo del delantero supuso un bajón anímico para el equipo y el Elche olió la sangre. 

En una muestra clara de lo injusto que puede ser a veces el fútbol, los ilicitanos consiguieron adelantarse en el marcador a los pocos minutos del fallo de Benzema en su primer acercamiento a puerta. Lucas Boyé remató solo en el área el centro de Fidel y Courtois no pudo hacer nada para detener el balón.

De mal en peor

El gol del Elche justo después de los mejores minutos del Madrid fue un golpe anímico para el equipo, que aún tendría que reponerse de más infortunios. El más preocupante, la lesión de Benzema al comienzo de la segunda parte. El delantero sintió unas molestias y rápidamente pidió el cambio. No parecía que fuera nada grave, pero el francés se conoce perfectamente y no quiere arriesgar a sus 34 años de edad.

Sin su referente en ataque, Ancelotti rehízo el equipo y rompió el 4-3-3 para meter más madera en ataque. El Madrid pasó a jugar con un 4-2-3-1, con una línea de mediapuntas formada por Vinicius, Hazard y Rodrygo. Las ocasiones siguieron llegando pero el Elche se sentía cómodo replegado en su área y saliendo disparados cuando recuperaban el balón.


De esa manera, el Eche castigó al Madrid con sus propias armas y marcó el segundo gol en un contragolpe que finalizó Pere Milla. Courtois tampoco pudo hacer mucho más para detener el disparo cruzado, muy ajustado, del jugador del Elche. 

Reacción de carácter

El Bernabéu entonó entonces el zafarrancho de combate y la afición llevó en volandas al equipo en busca de una remontada desesperada. El balón se paseaba por el área del Elche pero no había manera de encontrar un hueco entre tanto defensa. 

Los ilicitanos conseguían aguantar las acometidas del Real Madrid y mostraban una seguridad muy notable, hasta que, a diez minutos para el final, el árbitro señaló una pena máxima para el Madrid por unas manos claras dentro del área. Sin Benzema ni Hazard en el campo en esos momentos, el encargado de lanzar el penalti fue Modrid, y el croata definió con clase, engañando a Edgar Badia para lograr el 1-2 momentáneo.

Hasta el final

Los jugadores del Madrid pidieron otro penalti por otra mano clara de Verdú, pero después de señalar dos penas máximas para los madridistas, el árbitro prefirió ahorrarse la tercera, por clara que fuera. El tiempo se agotaba y el Bernabéu seguía empujando en busca, al menos, del empate.

El estadio tronó en contra del árbitro al ver solo cuatro minutos de prolongación después de que el Elche se pasara la segunda parte perdiendo el tiempo. Contra viento y marea, el Madrid no dejó de luchar hasta el final, como reza su lema, y consiguió el empate en el minuto 92 en una jugada de combinación brasileña. Vinicius recortó en la línea de fondo y puso un gran centro al segundo palo, que remató Militao elevándose como un avión por encima de los defensas.

Los jugadores buscaron la remontada definitiva en el poco tiempo que les quedaba pero el Elche logró aguantar en los últimos instantes. El empate deja una sensación agridulce en el equipo antes de marcharse al parón de selecciones. El plan funcionó en teoría, con 23 remates por solo 3 del Elche, pero la insistencia no siempre da sus frutos. 

La buena noticia fue la reacción del equipo sin Benzema, pero Ancelotti tiene muchas que analizar del partido. La fortuna no estuvo de su lado y accidentes como este se pueden dar en una temporada. Lo importante es que el equipo se levante de los golpes y nunca baje los brazos. 

 

Ficha técnica

 

Elche 2: Edgar Badia; Palacios, Verdú, Diego González, Mojica; Tete Morente (Fidel 24´), Guti, Gumbau, Pere Milla; Lucas Pérez (Josan 88´) y Lucas Boyé

 

Real Madrid 2: Courtois; Lucas Vázquez (Valverde 79´), Alaba, Militao, Mendy; Casemiro, Kroos (Rodrygo 64´), Modric; Hazard (Isco 79´), Vinicius y Benzema (Jovic 58´)

 

Goles: 0-1 Lucas Boyé (42´), 0-2 Pere Milla (76’), 1-2 Modric (p. 82´), 2-2 Militao (90 2´)

 

Árbitro: Burgos Bengoetxea. Amonestó a Militao, Fidel, Vinicius y Alaba.

 

Estadio: Santiago Bernabéu
 




DEJA TU COMENTARIO