Declan Rice se deja querer por el Madrid, pero tiene un precio prohibitivo y que no se plantean pagar

El inglés se declara madridista pero el West Ham pediría por él 150 millones


Rice

Rice




A sus 23 años, Rice es el jugador franquicia del West Ham, y se ha convertido en un fijo de la selección inglesa. El mediocentro está siempre presente en los esquemas de Southgate y es una de las principales razones del buen momento del West Ham, que este jueves eliminó al Sevilla en los octavos de la Europa League. Media Premier quiere hacerse con él, pero su deseo, tal y como ha expresado, es jugar en el Real Madrid.

Beckham es su ídolo

En la previa de su eliminatoria de Europa League ante el Sevilla, ha concedido una entrevista en BT Sports, en la que ha reconocido su amor por el club blanco: "Mi equipación favorita de todos los tiempos es la camiseta local del Real Madrid del año 2004, con el nombre de Beckham a la espalda. Recuerdo tener de niño, vivía con ella. Obviamente, también me gusta mucho el Madrid. La equipación blanca realmente destaca".

El jugador se mostró ambicioso y decidido a triunfar en un gran equipo: "También quiero ganar la Liga de Campeones. Quiero ganar la Copa FA y la Copa de la Liga, incluso cosas con Inglaterra. Quiero ganarlo todo. Como futbolista, si no tienes esa ambición no sé para qué juegas. Son los mejores momentos de tu vida cuando ganas ese tipo de trofeos. Quiero tener esas experiencias de ganar trofeos y ser lo mejor que pueda".

Precio prohibitivo

A pesar de que Rice podría ser una opción muy apetecible para Florentino, esta choca frontalmente con las pretensiones del West Ham. El club inglés sabe que este verano irán a por su estrella varios de los equipos más poderosos de Europa y lo ha tasado en 150 millones de euros, para empezar a hablar.

Un precio totalmente fuera de mercado y menos para el Real Madrid, cuya gran inversión en verano está pensada para Erling Haaland. El Madrid no se plantea entrar en la puja con estos precios se fija en otros jugadores como Tchouameni o Gravenberch para el centro del campo.




DEJA TU COMENTARIO