La hipocresía de Piqué no tiene límite: defiende su Supercopa hablando de Franco... y ataca a la Superliga

Piqué habló sobre su Supercopa con Rubiales y también atizó a la Superliga de Florentino y su presidente, Laporta.


Piqué

Piqué




En la entrevista volvió a hablar de la Supercopa de España que él mismo movió con Kosmos y la RFEF. A la polémica, olvidada por muchos, no le falta hipocresía por parte del central. Se refiere a Franco y así excusa su lamentable negocio que ha supuesto una enorme mancha para el fútbol español: "La controversia ha sido una pesadilla porque aquí en España es cómo es, es una cuestión cultural cuando hablas de tanto dinero. Nadie prestaba atención a la Supercopa, era similar a la Community Shield, pero la Community Shield estaba llena de gente. Está probado que ha sido un éxito".

"Entiendo a la gente que no quiere que se juegue en Arabia Saudí, pero yo no decido, es la Federación. Siempre he dicho que el fútbol y el deporte abren países. En 1966, con Franco, nos dieron el Mundial de 1982 y Franco era un dictador. Tenemos que darle la oportunidad a esa gente", comentó.

Tampoco se calló acerca de la Superliga de clubes y dejó clara su postura: "Se ha convertido en algo muy político aquí en España. La prensa está controlada por diferentes personas que apoyan la Superliga. No se ve igual que en Reino Unido, que vi cómo la gente estaba en contra. En mi opinión, destrozas el fútbol porque solo los grandes se benefician".

"¿Superliga? Voy en contra de mi club"

"No creo que el Madrid y el Barcelona hayan jugado de la manera correcta en esto. Con esta opinión voy en contra de mi club, pero entiendo completamente la postura del Barcelona, del Madrid y de la Juventus. Pero para el fan no creo que sea la mejor manera de hacer las cosas. Está claro que la gestión en la Premier League es la mejor y en Italia es un poco peor que en España. En España ha mejorado un poco con respecto a los años 90", apuntó sobre el asunto.

Piqué también hizo referencia a los pasados Clásicos entre el Barça y el Real Madrid para volver a meter cizaña con José Mourinho: "En España fue muy duro. Recuerdo que la primera vez que vino al Camp Nou con el Madrid, después de ganar el triplete con el Inter, fue un golpe de realidad y perdió 5-0. En las ruedas de prensa estaba cada día presionando y quizá para Guardiola fue demasiado. No tenía nada que ver con el fútbol. En ese tiempo destrozó la forma en la que veíamos el fútbol, incluso la relación con los jugadores. Mourinho va a un jugador y si dice que alguien te odia, te lo crees. Iba a saludar a Iker (Casillas) y no me hablaba. Tuvimos que hacer un ejercicio entre los jugadores del Barcelona y del Madrid para restablecer las relaciones, volver a ser un buen vestuario y ganar", finalizó en su discurso.




DEJA TU COMENTARIO