¿Inmejorable?: los números que justifican el interés del Madrid en Reece James

El lateral británico, el último en ser analizado por Defensa Central de cara a futuros movimientos


Reece James y el Real Madrid

Reece James y el Real Madrid




Su actuación ante nuestros ojos con el Chelsea hace dos más de dos meses dejó en claro que no hablábamos de un zaguero más. Nueva edición del serial de posibles fichajes de Defensa Central y con ello, el mirar a fondo a un Reece James que desde sus números en el último curso justificaría cualquier acercamiento que el Real Madrid busque para hacerse con sus servicios.

El defensor inglés de 22 años se ha consolidado como uno de los grandes proyectos de la cantera Blue en la última década. Hablamos de un auténtico veterano de guerra con más de 100 encuentros oficiales sobre sus piernas y con ya algunas convocatorias de la selección inglesa encima. Su polivalencia, potencia y capacidad de unirse al ataque ya hicieron a más de uno agarrarse la cabeza por el Bernabéu.

Si bien el Madrid no moverá ficha a corto plazo por su servicios, la realidad es que James resume a la perfección lo que se busca por el conjunto blanco de cara al fututo. Su capacidad de jugar en una línea de tres centrales como zaguero o directamente en banda convierten sus 91 kilos en un puñal que los rivales del Chelsea sufren en cada fin de semana de Premier League.

Sus 60 millones de valoración en Tranfermarkt y ese contrato hasta el 2025 con los Blues ejemplifican a la perfección la dificultad de sacarle de Stamford Bridge a corto plazo, pero tarde o temprano el Madrid precisará alguien de sus características. Con Dani Carvajal superando ya los 30 años y Lucas Vázquez siendo el comodín de la plantilla, Reece James volverá a sonar pronto para un equipo que se frota las manos con sus estadísticas.

Moderno, físico y goleador

26 partidos, más de 1800 minutos y un lugar asegurado en la titular del Chelsea resumen su último año, pero James tiene mucho más que decir. El londinense ostenta más de un 80% de acierto en el pase cuando se encuentra en campo contrario (hablamos de un zaguero) y una inmersión directa en el juego que le entrega un promedio de 80 toques del balón por encuentro. Hablamos de un futbolista participativo, con capacidad de sumarse al ataque y con la seguridad de no perder la posesión cuando sus servicios son requeridos.

Gana cerca del 60% de sus duelos aéreos, el 75% de sus entradas y eso sí, apenas un 44% de las veces que va a buscar de cabeza. Si bien el estilo del Chelsea trata más de romper que de cortar las jugadas, James promedia hasta 2.5 interceptaciones por encuentro que muestran como podría colaborar en la presión alta que pretenden instalar los blancos para la próxima década.

Por último y para seguirse sorprendiendo, sus 5 goles en 26 encuentros de Premier le muestran como un defensor moderno, con capacidad de salir tocando desde el fondo y como un killer en el área rival, donde marcó 1 de cada 4 remates que tuvo con Chelsea a lo largo del curso. Así es Reece James, la máquina que dejó sin palabras al Bernabéu en Champions y que seguro volveremos a escuchar como posible fichaje de los nuestros más pronto que tarde.




DEJA TU COMENTARIO