La fecha que calcula el Real Madrid para salir al mercado de los 'sponsors'

Florentino, decidido a doblar los ingresos con un estadio que será una auténtica mina de oro


Florentino Pérez y el Bernabéu

Florentino Pérez y el Bernabéu




El Santiago Bernabéu planteará una revolución nunca antes vista en cuanto al papel y dinero que los sponsors le han dejado al Real Madrid en sus más de 120 años de historia. Florentino Pérez no solo dejará al club un estadio vanguardista apto cualquier reto, sino igualmente una mina de oro que pretende doblar sus ingresos.

“No puede ser que solo utilicemos el Bernabéu 23 veces al años”, dejaba car el mandamás blanco semanas atrás en el Chiringuito para comenzar a desvelar lo que ya es una realidad. Tal y como hemos contado en Defensa Central, todas y cada una de las marcas que representan al Real Madrid tendrán que luchar por un lugar en el nuevo estadio.

La mejor forma de entender lo que se viene para las finanzas del club pasa por repasar lo ocurrido en los últimos días, cuando el final del contrato de representación que Audi tenía con los blancos fue rápidamente ocupado por BMW en un acuerdo que deja ver que nadie tiene su lugar asegurado en las tiendas que rodearán el terreno de juego del Bernabéu.

Una lucha de marcas

No hablamos de representaciones comerciales menores y de cualquier patrocinador, sino más bien de todos. Hasta Adidas y Fly Emirates tendrán que rendir cuentas cuando las obras del nuevo Bernabéu lleguen a su fin y se abra una puja sin precedentes en el merchandising del club. Florentino espera por una lluvia de ofertas para estar en el estadio más moderno del planeta.  

Hay que doblar los ingresos de nuestro feudo y Florentino Pérez tiene en claro que dicha quimera solo será posible si se abre la posibilidad de firmar nuevos contratos o convenios con marcas que esperan por su oportunidad de decir presente en Concha Espina. De cara a generar una suma cercana a los 400 millones de euros en ingresos de manera anual, el Real Madrid abrirá una autentica lucha de marcas para llevar el nuevo Bernabéu al siguiente nivel. Nadie tiene su lugar asegurado cuando la última grúa se retire de la Castellana.




DEJA TU COMENTARIO