El nuevo Bernabéu será una brutalidad: Florentino llevará el estadio madridista al siguiente nivel

Nadie generará tanto en el fútbol como el coliseo blanco, quien se coloca a la altura de otras disciplinas


Florentino Pérez y Santiago Bernabéu

Florentino Pérez y Santiago Bernabéu




Cada día que pasa es uno menos para que el Real Madrid y su afición vuelvan a encontrarse, así como para que las obras en el coliseo blanco marquen el inicio de una nueva era. Florentino Pérez prometió un Santiago Bernabéu de ensueño que significará el siguiente paso de la entidad en lo económico. Las cifras hacen temblar a más de uno.

Abrir un estadio 23 o 25 veces al año es insostenible y desde el Real Madrid redoblan esfuerzos desde el 2020 para que el Bernabéu sea un centro de eventos deportivos y culturales a la altura de los mejores del planeta. Se esperan ingresos entre los 300 y los 400 millones de euros anuales gracias a un acuerdo con Legends que romperá con todo lo visto hasta aquí.

El Madrid tendrá el estadio más rentable del planeta fútbol y el que más dinero represente a un club en este deporte, ¿Pero que ocurre si lo comparamos con otras disciplinas? Desde Estados Unidos dejan ver como el nuevo y renovado Santiago Bernabéu entrará en el olimpo de los centros deportivos.

A la altura de los más grandes

El EA Business School es quien mejor explica cuanto y como se generan los ingresos anuales de un estadio en divisiones como la NFL o la NBA en los Estados Unidos. Si bien las cifras varían dependiendo del equipo o del momento que atraviese cada uno de estos, el promedio en cuanto a la generación de activos que crean los equipos de baloncesto o de fútbol americano con sus feudos oscila los 300 millones de dólares anuales. Las cuentas se hacen solas con el Bernabéu.

Florentino Pérez no solo dará al Real Madrid un estadio de vanguardia, un proyecto sin precedentes a nivel comercial o un centro de eventos que nunca antes ha sido visto en España, sino por encima de todo una mina de oro en cuanto a ingresos se refiere y a la altura de lo que reciben equipos de la NFL o la NBA en los Estados Unidos. El sueño del presidente, cada vez más cerca.




DEJA TU COMENTARIO