Ancelotti ha iniciado la transformación de Valverde: quiere el cañón del Asensio TOP

Lleva rozando el gol durante varios meses


Fede Valverde

Fede Valverde




Cuando llegó Carletto, Fede era un jugador suplente, que iba a tener minutos e iba a ser fundamental para darle descanso a los titulares del centro del campo. Y es que se ha ganado la confianza de todos los técnicos.

Sin embargo, ha ido ganando presencia con Ancelotti, hasta tal punto que se ha encontrado su hueco dentro de las alineaciones titulares. Ocupando el extremo, pero incrustándose en la medular cuando toca defender.

En ataque, ya estamos acostumbrados a que tumbe líneas con facilidad por su potencia. En transiciones rápidas es un filón, pero además, hay una directriz que Ancelotti le viene repitiendo a Valverde.

Es algo que se produce desde hace meses y que ha enfatizado esta pretemporada. Y es que quiere que no se lo piense y tire mucho más a puerta, que cuando vea la ocasión, le pegue sin dudarlo.

Es la consigna que el uruguayo ha interiorizado y que viene mostrando tanto ante el Eintracht como ante el Almería. En ambos partidos, balón que cogía, balón que chutaba si veía ocasión. (El gran problema de Davide)

Ancelotti cree que Valverde debe elevar mucho su registro goleador gracias a ese golpeo y, en ese sentido, le ve como el Asensio de su momento TOP en el Madrid, que le pegaba casi desde cualquier sitio... y marcaba golazos.

Rozando el palo

Frente al Almería, como hemos comentado, Fede lo intentó de todas las formas. Hasta cuatro veces obligó a intervenir al cancerbero, pero siempre se le resistió el gol, a pesar de lo cerca que lo tuvo. Sobre todo en esa primera mitad, cuando el equipo se lanzó en tromba a lograr el empate.

Y es algo que ya hizo la temporada pasada. Empezó a sacar el látigo, buscando un gol que no llegaba, aunque se estrelló en numerosas ocasiones contra el palo. Pero estuvo cerca y a buen seguro que esta lo seguirá intentando.


En su mejor momento, Asensio era un peligro para los rivales. Se atrevía y logró golazos gracias a golpear sin pensarlo. Eso es lo que quiere Ancelotti de Fede, que termine siendo ese cañón, ahora que el balear parece que ha perdido su sitio.




DEJA TU COMENTARIO