El Real Madrid ha mandado ojeadores a Turquía: objetivo, seguir la pista de Sacha Boey

Florentino Pérez tiene claro cuál puede ser el próximo objetivo del conjunto blanco


SACHA BOEY

SACHA BOEY




La competencia por encontrar un suplente de Dani Carvajal no es nada fácil. Hace poco tiempo, el conjunto blanco se marchó hasta Ucrania con el objetivo de lograr la cesión de uno de los laterales más prometedores del Shakhtar Donetsk: Vinícius Tobías. Actualmente, el brasileño está totalmente incorporado al ritmo de la competición en el Real Madrid Castilla, esperando el momento para incorporarse al primer equipo.

Aunque el lateral derecho carioca no está dando malos resultados, Florentino Pérez sabe que no puede apostar todo a la repentina explosión de calidad de Vinícius Tobías, por lo que está motivado para buscar otras opciones de posible sucesor de Dani Carvajal en caso de que el lateral español decida retirarse en dos o tres temporadas. 

La nueva perla que los ojeadores del Real Madrid han identificado como una estrella en ciernes es Sacha Boey. El lateral derecho del Galatasaray es de origen camerunés, a pesar de que ha cambiado su nacionalidad y forma parte del entramado futbolístico francés a nivel de selecciones. Todavía tiene 22 años, por lo que su calidad futbolística tiene mucho tiempo para mejorar y podría configurarse como el elegido para suceder a un lateral que tanto le ha dado al Real Madrid.

En profundidad

Sacha Boey ha centrado casi toda su carrera en Francia, donde se ha consolidado como un jugador a seguir más de cerca, especialmente por su capacidad polivalente. Aunque no es su posición más favorecida, Sacha Boey puede manejarse con soltura en ambos laterales, a pesar de que siempre prefiera jugar ocupando la totalidad de la banda derecha tanto en ataque como en defensa.

El posible fichaje de esta estrella en ciernes podría ser asequible a todos los niveles: además de tener un jugador para incorporar directamente al primer equipo, Sacha Boey podría recibir mentoría del propio Dani Carvajal durante el transcurso de las temporadas hasta encontrar la forma ideal de encajar en el Real Madrid y aportarle todo lo que tiene. Además, su bajo precio de 4 millones de euros sería una verdadera 'ganga' para Florentino Pérez, que está siendo especialmente cuidadoso con las cuentas del Real Madrid en los últimos años.