La UEFA podría prohibir que Mbappé o Bellingham firmen un contrato de seis años con el Real Madrid

Las regulaciones de la institución europea podrían perjudicar al club blanco... otra vez


Mbappé y Bellingham bajo la amenaza de la UEFA

Mbappé y Bellingham bajo la amenaza de la UEFA




La UEFA vuelve a meterse donde no le llaman. Los posibles fichajes de Bellingham o Mbappé por el club de Concha Espina no estarían completamente libres del enjuiciamiento corrupto y antimadridista. Conscientes de que Florentino Pérez puede 'reventar' el mercado este mismo verano trayendo al atacante de Bondy y al todocampista inglés del Borussia Dortmund, quieren impedir que el Real Madrid progrese hacia su objetivo de convertirse en un club "eterno".

Ceferin ha implantado una nueva medida para todos los traspasos, escudándose en los últimos fichajes que ha hecho el Chelsea de Todd Boehly. Según las nuevas directrices de la UEFA, la amortización de los fichajes y el pago total de todas sus operaciones derivadas solo se podrá hacer en un plazo máximo de cinco años. Este cambio tan repentino en la regulación tiene como objetivo evitar que el Real Madrid pueda traer a dos jugadorazos y refundar la iniciativa 'Galáctica' de principios de siglo.

El Real Madrid tiene muy poco tiempo si quiere adelantarse a Ceferin y sus maquinaciones antimadridistas: aunque la medida está aprobada, todavía no entrará en vigor hasta la próxima temporada. El único problema, entonces, sería la normativa FIFA, que sí tenía fijado desde el principio este límite de cinco años para amortizar y terminar de pagar todos los tránsfer que se deriven de un fichaje.

No hay cambio de guion... todavía

Este cambio de la UEFA a instancias de Ceferin, en caso de que afecte al Real Madrid, impediría al club blanco incorporar a Kylian Mbappé y Jude Bellingham al mismo tiempo, pero también haría imposible que cualquiera de estos dos jugadores, en caso de que se una al club blanco, pueda firmar un contrato de larga duración. Estas medidas y límites también aplican a las cláusulas y primas para los contratos, que aumentan exponencialmente según se añaden año de vinculación. 

Por el momento, el Real Madrid no tiene pensado cambiar su forma de afrontar el próximo mercado de verano. A pesar de todos los rumores que están relacionando a Mbappé con la entidad de Concha Espina, Florentino Pérez y sus directivos solo piensan en cerrar el fichaje de Jude Bellingham, la verdadera prioridad de la cúpula madridista con la que dar por cerrada la renovación del centro del campo.