Un agente italiano desvela las dos consultas que hizo Allegri antes de rechazar su fichaje por el Real Madrid

El hoy técnico del Juventus de Turín quiso estar completamente seguro antes de dar una respuesta


Allegri se lo pensó mucho antes de decir 'no' al Real Madrid

Allegri se lo pensó mucho antes de decir 'no' al Real Madrid




Massimiliano Allegri estuvo "cerca de ir al Real Madrid". Esta es la sentencia del fiscal italiano Giovanni Branchini, que refrenda la última actualización que se conocía sobre el breve 'caso Allegri' que vivieron las oficinas del Santiago Bernabéu durante el verano en el que Zinedine Zidane decidió renunciar por segunda vez a su puesto como entrenador de la entidad de Concha Espina.

Prácticamente todos coinciden en que el momento en el que Florentino Pérez llamó a Massimiliano Allegri fue uno de los peores momentos de su carrera. Aunque su situación profesional era casi inmejorable, puesto que tenía mucho cartel después de triunfar en Europa con el Juventus de Turín. Sin embargo, los problemas personales hicieron que fuera imposible su fichaje como técnico madridista.

Branchini alude a esos problemas como "evaluaciones de carácter personal y familiar", aunque "no creo que conociéndole [a Allegri] se arrepintiera". Este fiscal transalpino tampoco ha dudado en 'proteger' y defender la decisión que tomó en su momento el hoy por hoy entrenador del conjunto bianconero: "Cuando tomas ciertas decisiones, no te ayuda a pensar demasiado en ellas".

Allegri se jugaba mucho en aquel momento

La presión que la vida de Allegri tenía en aquel momento fue demasiada y tuvo que rechazar la oferta del Real Madrid. Pero no solo Florentino Pérez se quedó sin entrenador hasta que encontró a Carlo Ancelotti. Otros grandes equipos del continente europeo también sufrieron las negativas del técnico italiano: incluso más de un año después, sigue sin revelarse qué problemas fueron los que llevaron a Allegri a rechazar a varios de los mejores clubes del mundo.

Cuando los problemas de Massimiliano Allegri se habían resuelto, ya era demasiado tarde: el único equipo que le ofrecía un contrato como entrenador era el conjunto de donde había salido. El Juventus de Turín le recibió de nuevo con los brazos abiertos, propiciando un reencuentro que no está siendo tan exitoso como sus etapas anteriores, especialmente por las acciones del club en los despachos y el terreno legal.