La ‘rajada’ de Ancelotti sobre Rodrygo en el vestuario tras su gol: “Es una p…”

Final a una racha oscura y en el mejor momento


Rodrygo y Carlo Ancelotti

Rodrygo y Carlo Ancelotti




Noche de Champions para este Real Madrid que llegaba a Portugal con la ilusión de empezar a pensar en las eliminatorias de febrero en la Liga de Campeones. Un triunfo ante el Sporting Braga ponía a los pupilos de Carlo Ancelotti con un pie en octavos de final de ese torneo que siempre quita el aliento a las gradas del Bernabéu. Rodrygo, primer artífice de una fecha donde el final de la racha del brasileño trajo rajadas de su entrenador.

“Es una oportunidad para nosotros porque después de dos victorias sería bueno ganar otra vez. Jugamos contra un equipo que juega bien, al que le gusta atacar y tener el control. Para nosotros defender es importante porque desde ahí podemos aprovechar la calidad individual que tenemos”, palabras de Carlo Ancelotti sobre un duelo donde el premio podía ser más que importarte. Sacar tres puntos de uno de los feudos más singulares de toda Europa, un objetivo que ya se tomaba media plantilla del club blanco. El tanto de Rodrygo abrió todo.

Kepa; Carvajal, Rüdiger, Nacho, Fran García; Camavinga, Valverde, Modric, Bellingham; Vinicius y Rodrygo fueron los elegidos por Carlo Ancelotti. No era un duelo más para el Madrid, pues el Clásico de Montjuic se juega varios días antes y hoy no fue la excepción. Varios cambios en el once, muchos pensando en el Barcelona y por encima de todo en un feudo culé donde hay que volver a imponerse para mantener el liderato.

La venganza de Carletto

“Es una pena, Rodry, van a dejar de sacarte en los periódicos diciendo que no marcas”, decía en tono de broma el italiano al brasileño tras verle romper su mala racha con el gol gracias a ese tanto en Braga que valía arrancar la jornada con pie derecho. Goes se quitó un peso encima, incluido ese que te ponen los medios y expertos que ven todo desde el sillón.


Desde la primera jornada de la Liga que el brasileño no veía puerta. También es su primer tanto en lo que vamos de Champions, hito clave pensando en un Clásico donde Rodrygo apunta al once y donde se necesitarán más que nunca sus tantos. Ancelotti, fanático de sus prestaciones, no dudó en descomprimir la situación de la mejor forma posible para el Real Madrid.