El nuevo Bernabéu tendrá muchas cambios ante el Nápoles: los italianos van a ‘flipar’

Las obras de remodelación del estadio se acercan cada vez a su final


El Bernabéu estará listo para el partido entre Real Madrid y Nápoles

El Bernabéu estará listo para el partido entre Real Madrid y Nápoles




El Santiago Bernabéu avanza lentamente hacia su aspecto definitivo. El estadio merengue, después de más cuatro años de reformas y obras, está cerca del final de este largo proceso que ha supuesto en ciertos momentos un verdadero quebradero de cabeza para la junta directiva liderada por Florentino Pérez. Aunque el estadio todavía tiene el bullicio propio de una zona en obras, la mayor parte de las modificaciones estructurales están finalizadas.

Una de las principales novedades es el cierre definitivo de la famosa 'piel' metálica que cubrirá la estructura interna del antiguo Santiago Bernabéu. Los trabajos de colocación de las lamas, que tanto debate generaron hace algunas semanas, afrontan su recta final en el fondo norte del estadio blanco, el mismo lugar donde también se está trabajando en la colocación del zócalo que rodea al estadio por fuera.

También se están concentrando las modificaciones en el lateral este, zona en la que se está cerca de terminar la colocación de las mamparas situadas por detrás de la 'piel' metálica. También en este lateral se ha avanzado significativamente en la creación y finalización de las puertas de acceso y evacuación por las que pasarán los aficionados durante los días de partido.

Avance lento pero seguro

Gracias a la información registrada por Eduardo Bañón, responsable del canal de YouTube Fanáticos Real Madrid, ya conocemos los últimos avances que se han hecho en el interior del estadio. Una de las principales líneas de trabajo en las que se ha avanzado considerablemente es en la sustitución de los asientos de las gradas: hasta ahora se han cambiado la mitad de los asientos del tercer y cuarto anfiteatro en el fondo norte


Las zonas VIP del lateral este y el videomarcador 360º son los dos últimos aspectos en los que se ha avanzado. Las zonas exclusivas del lateral tienen previstas su apertura después de las fiestas navideñas, mientras que los progresos en el vídeomarcador llegarán en los próximos días con los primeros montajes de las pantallas curvas que unan los fragmentos rectos ya colocados en cada lateral y cada fondo del Santiago Bernabéu.