Se lo dejó todo: Brahim estuvo insaciable, aunque terminó el partido con calambres

El atacante merengue realizó un gran desgaste ante el Napolés


Brahim

Brahim




El Real Madrid no tuvo el comienzo deseado, ya que el Napoli se puso por delante en el marcador con el temprano gol de Simeone. Sin embargo, el conjunto de Ancelotti reaccionó prácticamente al instante poniendo el empate en el marcador. En una gran conducción de Brahim, llevó el balón hasta la frontal del área y Rodrygo, no defraudó y puso el balón en la escuadra.

Los blancos continuaron con la quinta marcha puesta y Bellingham anotó el segundo tanto del partido. El Real Madrid fue toda una apisonadora en el Santiago Bernabéu y en un buen contraataque lanzado por Rodrygo, Brahim estuvo a punto de marcar, pero su disparo se marchó rozando la cepa del poste.

Puramente eléctrico

El atacante español estuvo muy participativo, pidió el balón en todo momento y sobre todo, atacó constantemente los espacios. Brahim estaba buscando su gol en el partido y estuvo cerca de poder materializarlo. De nuevo, tras un buen pase de Carvajal, orientó el balón en el borde del área, pero su golpeo se marcho alto.

La segunda mitad comenzó igual que la primera, ya que Zambo Anguissa recortó distancias en el marcador en el minuto 47. Brahim se mostró muy compremetido sin balón, realizando a la perfección la presión tras perdida y ayudando al equipo a recuperar el balón.


Llegó al límite

El atacante español comenzó a pasar factura el gran desgaste realizado y el jugador llegó a marcharse al suelo por calambres en los gemelos. Brahim quiso continuar varios minutos sobre el terreno de juego y además, la entrada de Joselu cambió su posición y comenzó a actuar como interior.

Sin embargo, ante esta situación, Carlo Ancelotti no quiso arriesgar mucho más y terminó siendo sustituido por Nico Paz en el minuto 65 del encuentro. Brahim realizó un encuentro completísimo, sobre todo, muy sacrificado y el propio técnico italiano se lo reconoció tras el partido.