Florentino le da en las 'narices' a Simeone y Cerezo: le quita el fichaje de un crack

El Atlético todavía se lamenta


Florentino, Simeone y Cerezo

Florentino, Simeone y Cerezo




Mañana se viene el Granada y volver a pensar en comandar la Liga en solitario, pero la actualidad no espera a nadie y deja caer historias que pocos conocían hasta la fecha. Así le birló el Real Madrid de Florentino Pérez un fichaje para el recuerdo a Diego Simeone y Enrique Cerezo en el Atlético. Es un crack que todos saben que llegará al olimpo.

La victoria del Real Madrid ate el Napoli no se entiende sin el golazo de Rodrygo, sin la monumental actuación de Jude Bellingham y sin una plantilla que pese a las lesiones se impone con amor propio y un nivel en crecimiento, pero tampoco sin una de esas operaciones que en silencio muestran el trabajo que se hace dentro de Valdebebas. Muchos no lo sabían, pero hubo un tiempo donde Nico Paz pudo ir al otro lado de la capital.

El argentino levanta elogios de todo tipo por estas horas. Su zurdazo ante los italianos desató la locura en un Bernabéu que tiene nuevo ojito derecho y en una ciudad deportiva de Valdebebas que sabían antes que nadie lo que estaba en camino. Hoy Carlo Ancelotti volvió a rendirse a su figura: “Es un talento enorme, lo tiene todo para jugar aquí. Ha aportado lo que todos esperaban y en un momento de dificultad”.

Dolor Colchonero

As es quien desvela como el argentino eso sí, pudo haber tenido otro destino. El Atlético de Madrid le buscó en su etapa de alevín, hizo todo lo posible por seducirle pero se encontró con un rival que ofrece más que dinero. Los ojeadores del Madrid de Florentino Pérez no fallaron y dejaron una herida en el Metropolitano que todavía se siente por todo lo alto.


La Danone National Cup del 2016 y cuando Nico tenía 11 años en el Tenerife sirvió para que el Madrid cerrase el circulo a una operación que empieza  dejar sus frutos en goles y actuaciones que tienen encantado a todo el club. El Atlético buscó por todos los medios ponerle a las órdenes de un Diego Pablo Simeone que no duda que era una pieza clave para sus esquemas. Paz eligió el buen camino desde que era un niño.