La reacción de Mbappé tras ver a Bellingham ganando el Golden Boy: “Es una m…”

El atacante francés no se ha cortado al ver al centrocampista británico brillar.


Kylian Mbappé y Jude Bellingham

Kylian Mbappé y Jude Bellingham




La estrella del Real Madrid no ha dejado de impresionar al mundo desde que se puso la camiseta del Real Madrid. No solo son sus números goleadores, que no están al alcance de nadie en sus primeros partidos como madridista, sino que también es todo lo que influye en el juego del equipo. 

Carlo Ancelotti tiene mucha responsabilidad en todo esto, porque le ha dado una nueva posición en el terreno de juego y se ha vuelto un futbolista mucho más peligroso y efectivo.

El inglés tiene maravillado al fútbol mundial, ya que su buen hacer en el Borussia Dortmund, pero aún más en el equipo merengue, le han catapultado al estrellato, algo que nadie duda.

Jude Bellingham ha ofrecido un nivel espectacular en estos primeros meses en el Real Madrid, algo de lo que tiene mucha culpa el propio Carlo Ancelotti.


Este rendimiento del británico no ha pasado indiferente para el madridismo, ya que tiene en el '5' merengue a su nuevo ídolo, ese que espera que lidere el mundo del fútbol desde el estadio Santiago Bernabéu.

Muchos ya hablan de Jude Bellingham como el mejor jugador del planeta, algo que si no lo es ya, está muy cerca de conseguirlo.

Sin embargo, el inglés sigue manteniendo los pies en la tierra y demostrando que, pese a su corta edad, es muy maduro y es difícil que algo lo descentre.

"El equipo es el mejor del mundo y para ser el mejor del mundo tienes que ayudar a tu equipo y mejorar. Quiero ser el mejor para ayudar al equipo a ganar. Es increíble escucharlo, pero lo más importante es como va el equipo. Es el mayor club del mundo. Tener la oportunidad de jugar ahí no es una oportunidad que tiene todo el mundo. Tengo que intentar ayudar al equipo a ganar lo máximo. Disfruto de la presión", expresó el propio Bellingham.

Quien no ha dudado en rendirse al británico ha sido Kylian Mbappé, con el podría compartir vestuario el próximo curso.

"Este chico es una máquina, ganará muchos más premios, seguro…”, es lo que le confesó el parisino, entre otros, a jugadores y amigos como Tchouaméni o Camavinga.

Estas palabras de Mbappé llegaron tras ver otra vez al nuevo ídolo madridista levantando un nuevo premio individual y quien sabe si pensando que su momento de hacerlo solo pasa por vestir de blanco dentro de unos meses.