Rodrygo ya es un fijo en los planes de Ancelotti: estuvo participativo frente al Mallorca

El extremo brasileño sigue ganando protagonismo


Rodrygo

Rodrygo




Rodrygo tenía ganas de comenzar el año brillando. El brasileño arrancó el partido pegado al costado derecho, el izquierdo ya tenía dueño. El Real Madrid, en los primeros minutos, le costó incordiar la portería del Mallorca, algo que perjudicó a un Rodrygo ciertamente desaparecido. Ante esta circunstancia, el '11' decidió centrar su posición para buscar participar más en el juego del equipo. Al margen de alguna combinación con Vinicius, Rodrygo no fue uno de los jugadores más destacados. 

El brasileño terminó la primera mitad recibiendo tarjeta amarilla. Por tanto, Rodrygo era consciente de que tenía que dar un paso adelante en los segundos 45 minutos. Arrancó la segunda mitad y el '11' paso a ser la referencia más adelantada del Real Madrid. En el minuto 59, Rodrygo tuvo la primera ocasión del partido, pero se le marchó desviado el disparo. Con la salida de Vinicius, el brasileño volvió a ocupar la banda izquierda. 

De esta forma, Rodrygo regresaba a la demarcación en la que mejor estaba rindiendo en las últimas semanas. Tenía media hora por delante para ser el factor desequilibrante del Real Madrid. Así, en el minuto 68, cerca estuvo de anotar el primer gol del Real Madrid, pero el portero del Mallorca estuvo muy acertado. Se le veía más cómodo en este tramo de partido. Fue destituido en el minuto 85. 

Chispa

Rodrygo llegaba al encuentro en un estado de forma increíble, algo que estaba aprovechando el equipo. Sin embargo, frente al Mallorca, le faltó esa chispa de otras ocasiones. 


Por tanto, Rodrygo no ha firmado uno de sus mejores partidos, pero lo ha dejado todo sobre el campo y no se ha escondido.