Lunin, como nunca, gritó en el túnel señalando al culpable: “Ya está bien”

El arquero ucraniano estalló en cuanto acabó la primera mitad


Lunin lo dejó todo claro en el túnel de vestuarios

Lunin lo dejó todo claro en el túnel de vestuarios




El primer tiempo terminó con empate a cero entre Real Madrid y Real Mallorca. Los pupilos de Carlo Ancelotti no encontraban la clave para desatascar un encuentro que estuvo a punto de tomar un giro más que complicado al borde del descanso: hubo una ocasión muy peligrosa en el área del Real Madrid en la que Lunin estaba totalmente deshabilitado.

El '13' ucraniano fue elegido como titular por Carlo Ancelotti, algo que dio sus frutos durante una primera mitad en la que el arquero no tuvo que intervenir tanto como se esperaba pero sí protagonizó una jugada polémica: recibió una falta en área pequeña que Muñiz Ruiz no señaló. A este bloqueo de un delantero del Mallorca llegó el segundo remate acrobático a menos de cinco metros de la línea de gol del cuadro bermellón, que afortunadamente estuvo errado y se marchó por línea de fondo.

Lunin fue el primero en hacerle saber al colegiado que debía haber señalado la infracción, pero el colegiado continuó con el encuentro para señalar el paso por vestuarios poco tiempo después. En ese momento, Lunin emprendió el camino al interior del Santiago Bernabéu y no aguantó más en el túnel que distribuye a los futbolistas a cada vestuario: "Ya está bien, eso es falta en el área pequeña siempre...".

Impensable

El bloqueo que recibió el portero del Real Madrid en área pequeña no pareció ser falta para Muñiz Ruiz, pero Lunin lo vio de una forma completamente diferente. El futbolista del Real Mallorca se colocó delante de él y le impidió activamente intentar ir a por el balón, que había quedado suspendido en el espacio aéreo del área pequeña madridista. Ni siquiera un vigoroso salto del arquero ucraniano bastó para poder despejar el esférico.


El arbitraje de Muñiz Ruiz durante la primera mitad no ha convencido a los futbolistas blancos. Las jugadas polémicas en contra de la entidad merengue han provocado cierto descontento en las gradas del Santiago Bernabéu y en futbolistas como Vinícius o Rodrygo Goes, que han sido objetos de faltas que habrían pasado sin recibir la correspondiente sanción.