Iturralde está manchado: siendo árbitro en activo celebró el 2-6 del Barça al Madrid

Un tweet de Felipe Del Campo estalla todo


Iturralde González

Iturralde González




Si la imagen del CTA ya se encontraba deteriorada por los movimientos alrededor del escándalo Enríquez Negrería, ahora más de un aficionado del Real Madrid va a trinar como nunca con lo desvelado en las últimas horas. Eduardo Iturralde González, siendo árbitro en activo celebró el 2-6 del Barcelona ante el conjunto blanco en primavera del 2009. Se siguen hilando las piezas del oscuro panorama del arbitraje en la Liga.

La presentación del libro del periodista Felipe del Campo fue el detonante de todo. El comunicador borraría dicho mensaje más tarde al ser testigo de lo que generaría en redes sociales. En un video donde junto a Cristóbal Soria se contarían diversas confesiones, las más sorprenderte para el universo Real Madrid llega con la de aquella dolorosa derrota ante el rival de toda la vida por 2-6.

“Esto no lo he contado nunca…Villarreal vs. Sevilla se jugaba después del 2-6…No era cualquier cosa y cuando me enteré se lo dije a Eduardo Iturralde González en el calentamiento del partido. Yo tenía complicidad con él, cerré la puerta y me aseguré que no había nadie en su vestuario…Ahí le dije todo”, empezaba el ex delegado del equipo andaluz sobre una tarde desconocida hasta la fecha para el aficionado común.

Vergonzoso

Soria reconoce la felicidad del ex colegiado ante la derrota de los blancos: “Cerré la puerta y le grite que le habían metido seis al Madrid…Nos abrazamos como locos y festejamos dentro del vestuario…Esto no lo he contado nunca”. Mucho enojo en redes sociales ante uno de los principales defensores de la impunidad e imparcialidad del CTA. Todo encaja, una vez más.


Eduardo Iturralde González, quien pitase varios y polémicos Clásicos entre los gigantes de la Liga, se encuentra más que nunca en el ojo de un huracán que por un universo Real Madrid hace ver con claridad su afinidad por el Barcelona. Un tweet de Felipe Del Campo estalla todo y las palabras de Soria solo confirman el tan enigmático como imperante anti madridismo que existe a lo largo de España.