Florentino le saca 65 kilos al Bayern: Tuchel le quiere ya y el Madrid ha sido clave

La entidad bávara saldrá perdiendo después de sus dos últimos intentos


Florentino cierra opciones al Bayern

Florentino cierra opciones al Bayern




El Bayern de Múnich se ha quedado sin opciones y está abocado a gastar 65 millones de euros. La gestión de Florentino Pérez del Real Madrid es casi impecable: el presidente blanco, después de superar la etapa más exitosa de la entidad en el siglo XXI, está preparando el relevo generacional del vestuario del Santiago Bernabéu. El proceso está prácticamente completo.

La consolidación de las jóvenes estrellas fichadas en los últimos mercados de pases ha despertado la 'envidia' de clubes como el Bayern de Múnich. La disciplina deportiva entrenada por Thomas Tuchel, en gran necesidad de un pivote que suceda a Joshua Kimmich, habría encontrado en Aurélien Tchouaméni al candidato ideal. Pero la idea de reemplazar al '6' alemán por el '18' madridista no ha tenido éxito.

Los dos últimos acercamientos de la entidad muniquesa, tanto en verano de 2023 como en este mismo mercado de invierno, han sido infructuosos a pesar de la oferta de 100 millones de euros presentada en ambas oportunidades: Tchouaméni tiene claro que su destino es triunfar en el Real Madrid, un equipo que no le dejará salir tan fácilmente porque es un futbolista clave para el futuro proyecto deportivo.

Florentino 'gana' de nuevo

La negativa desde el Santiago Bernabéu trastocó notablemente los planes de un Thomas Tuchel que sigue presionando en las oficinas del Allianz Arena por el fichaje de un pivote. Las últimas informaciones salidas desde Alemania describían un posible acuerdo entre el Fulham y el propio Bayern por João Palinha, pivote luso que tiene la misma edad que Joshua Kimmich pero con quien podría ser más fácil negociar posibles ampliaciones contractuales.


Sin embargo, este fichaje también estaría en vías de 'hundirse'. Según la información publicada por el periodista alemán Florian Plettenberg, el Bayern de Múnich no está dispuesto a abonar los 65 millones de euros que exige el Fulham por dejar marchar a Palinha, una cantidad que desde las oficinas del Allianz Arena parece desorbitada por un futbolista de 28 años. Con Tchouaméni fuera de la agenda bávara, los mandamases muniqueses están 'obligados' a una reconsideración si quieren reforzar su centro del campo durante el presente mercado de verano.