Arda Güler y Ceballos se ‘picaron’ en pleno partido: “Oye, tío…”

Los dos madridistas han protagonizando una de las grandes acciones de la primera mitad


Arda Guler y Dani Ceballos

Arda Guler y Dani Ceballos




El equipo de Carlo Ancelotti venía de hacer una racha buenísima, después de enlazar 18 partidos sin perder, logrando 15 victorias y 3 empates. Eran los favoritos del encuentro, pero aun así, no podían dar nada por hecho.

El estado del césped, las rotaciones y la motivación del rival pudieron haberle jugado una mala pasada al Real Madrid, como le ocurrió al Cádiz en la anterior ronda.

El Real Madrid tenía por delante uno de los partidos más controvertidos de la temporada, los dieciseisavos de la copa del Rey. En esta ocasión, los blancos se medían a la Arandina en el Montecillo, una salida que no iba a ser nada sencilla. Eso sí, Arda Güler puso el aliciente al encuentro, ya que, después de varios problemas físicos, debutaba con el Real Madrid. 

La expectación era total, había muchas ganas de ver a la perla turca en acción. Arda no desentonó y fue el mejor jugador del Real Madrid en la primera mitad, demostrando personalidad y una calidad insultante. De hecho, el futbolista turco disparó dos balones a la madera, protagonizando así las dos grandes ocasiones del conjunto blanco a lo largo de los primeros 45 minutos. 


Eso sí, en la falta que Güler acabó lanzando contra el palo, Ceballos y el turco estuvieron pujando por el lanzamiento durante unos segundos y, finalmente, se impuso Güler, quien acabó disparando… y se topó con el palo. Arda demostró su personalidad pese a ser su primer partido. “Oye, tío, déjamela…”, le dijo Ceballos y Güler le pidió el favor a su compañero; “déjamela, desde aquí la puedo meter, amigo…”.

Buen comienzo 

Arda tenía por delante un partido complicado, ya que debutaba con el Real Madrid, con lo que ello supone, y lo hacía en una de las salidas 'trampa' de la temporada. 

Ceballos ha sido el primero en comprobar la enorme personalidad que tiene la perla turca, no olvidemos que tiene 18 años. Estamos ante la irrupción de un jugador con unas condiciones descomunales.