El Madrid solo necesitó dos minutos para sellar su pase a octavos de Copa

El equipo de Ancelotti se impuso por 1-3 al Arandina.


Real Madrid

Real Madrid




A pesar de que Carlo Ancelotti dejó a varios jugadores importantes en Madrid y de que a otros ‘titularísimos’ los puso en el banquillo, lo cierto es que la alineación merengue en el estreno copero tenía alicientes para dar y tomar. El primero, y más obvio, el debut en partido oficial, y como titular, de Arda Güler. Pero es que también estaban Nico Paz o Vinicius Tobias, dos jugadores llamados a tener un gran futuro en la casa blanca. Con todos ellos, la presencia de Camavinga o Brahim le daba un toque extra a la noche en clave merengue.

El Real Madrid demostró desde el primer minuto que se iba a tomar el partido muy en serio. Esa era la consigna. Con un Arda Güler especialmente suelto en el frente de ataque, el equipo de Ancelotti sabía que hacer un gol tempranero le daba muchas opciones de acabar con la moral de su oponente.

Güler, a punto de marcar un golazo

La presencia de Güler en el equipo inicial disparaba todos los focos sobre él pero también es cierto que las dos primeras ocasiones del encuentro llevaron su firma. La primera, con un golpeo con la pierna derecha, la menos buena, que le sacó el portero lanzándose a su derecha. La segunda, muy clara, fue un lanzamiento de falta que estrelló contra el palo de la portería. Habría sido un golazo.

El equipo madridista era consciente de que los peligros del cuadro local pasaban por sus propios errores y, sobre todo, en el balón parado. Hasta los saques de banda próximos al área se convertían en acciones a vigilar por el muro defensivo que había delante de Kepa.


Después de una primera media hora en la que el Arandina no fue capaz ni de salir de su campo, el Madrid bajó un poquito el pie del acelerador. El encuentro empezó a ponerse más feo, con muchas interrupciones y esa no era una buena noticia para los intereses del cuadro de Ancelotti.

La consigna en el vestuario del Madrid durante el descanso pareció ser clara. Había que intentar sentenciar la eliminatoria en el primer cuarto de hora. Obviamente el poder disputar una prórroga con 30 minutos extra ni se contemplaba.

Joselu marcó el primer penalti del Madrid en este curso 

La buena noticia para los blancos fue que ese escenario terminó por convertirse en realidad. Primero fue Brahim el que provocó un penalti claro que sirvió para abrir la lata. Joselu fue el encargado de patear y no perdonó. Era el primer penalti que marcaba el equipo de Ancelotti en esta temporada. Incluso para acabar con ese mal fario sirvió la fría noche en Aranda.

Brahim puso el 0-2 de inmediato 

El equipo blanco estaba todavía celebrando el 0-1… y se encontró con el 0-2. Brahim iba a ser de nuevo protagonista, en esta ocasión como anotador, tras una gran conducción, un par de rechaces y un golpeo desde fuera del área que se coló como un misil en el fondo de la red de la portería local.

Rodrygo y Nacho en propia puerta, últimos anotadores 

La eliminatoria había quedado sentenciada y el Madrid tampoco quiso hacer sangre. Solo muy al final, en el descuento, Rodrygo puso el 0-3 con un gran golpeo dentro del área que puso punto y final a una noche bastante plácida, sin ningún susto y que terminó con un tanto final de los locales, obra de Nacho en propia puerta

Ficha técnica

Arandina 1: Adrián Álvarez; Deiby Ochoa, Jaime Márquez, Pesca; Átomo, Vitolo, Zazu (Rodríguez 70’), Haji; Santa (Carmelo 70’), Frodo (Cabral 59’) y Ayoub (Kevin 59’)

Real Madrid 3: Kepa; Vinícius Tobías (Álvaro 79’), Carrillo, Nacho, Fran García; Camavinga (Valverde 58’), Nico Paz (Mario Martín 70’), Ceballos; Brahim Díaz, Arda Güler (Rodrygo 58’) y Joselu

Goles: 0-1 Joselu (53’), 0-2 Brahim (54’), 0-3 Rodrygo (90'), 1-3 Nacho (p.p)

Árbitro: Víctor García Verdura. Amonestó a Pesca

Estadio: El Montecillo.