El Atlético anuncia su decisión sobre el pasillo al Madrid: sorpresa en el Metropolitano

La reacción del club rojiblanco no se ha hecho esperar después de la final


Real Madrid, campeones de la Supercopa de España

Real Madrid, campeones de la Supercopa de España




Suele ser habitual, en el fútbol profesional, que un equipo que ha ganado un título reciba el conocido 'pasillo', un reconocimiento que hace el equipo contra el que se disputa ese encuentro. Sin embargo, esta costumbre se ha ido perdiendo con el paso del tiempo... especialmente cuando es el Real Madrid quien puede recibir uno de estos 'pasillos'.

No es la primera vez que los máximos rivales de la capital de España se ven enzarzados en este debate. La victoria de los pupilos de Carlo Ancelotti en la Supercopa de España, deshaciéndose del propio Atlético de Madrid en la semifinal y goleando al FC Barcelona en la final, no tendrá el reconocimiento esperado y que antaño se hacía e incluso se hubiera hecho.

Porque la nueva posibilidad de que el Real Madrid recorra un 'pasillo' de campeón en el Cívitas Metropolitano es una imagen que desde la cúpula colchonera parecen querer evitar. Las relaciones entre la entidad presidida por Florentino Pérez y el Atlético de Madrid no son las mejores por motivos como la Superliga o la ruptura mutua del pacto de no agresión que habían firmado ambos clubes al respecto de los talentos de La Fábrica y de la cantera atlética.

Criterio difuso

El Atlético de Madrid, si bien ha felicitado de forma privada este logro al Real Madrid, mantiene el clásico "sin comentarios" y se afianza en una postura más que polémica: todo apunta a que tampoco habrá 'pasillo' para el partido de Copa del Rey en el Cívitas Metropolitano. Pero no es la primera vez que se da esta circunstancia con el Atlético de Madrid como protagonista.


Son pocas las ocasiones en las que ha sucedido, pero la 'polémica artificial' del pasillo al Real Madrid no se escuchó cuando el Atlético de Madrid le hizo un 'pasillo' al FC Barcelona en la temporada 12/13. Si bien es cierto que la grada del Vicente Calderón dejó caer algunos silbidos para señalar su desacuerdo con la decisión, la realidad es que no hubo una oposición de la junta directiva a un gesto que ahora parece ser un "intento de escarnio" que perjudica a los clubes implicados.