Insultó y pidió lesionar a jugadores del Madrid: el periodista radical culé llora con Florentino

Iván San Antonio, del Sport, volvió a dar la nota por su antimadridismo.


Florentino y periodista

Florentino y periodista




"Ese hijo de la gran puta merece morir", "Hala. Hijo de puta", "Puta gente de mierda", "Falta, hijo de puta", "Métele al suelo, rómpele la rodilla", "Di Maria te lo juro tío, si te veo de cara te meto el pene en toda la tocha", son algunas de las 'perlas' que soltó Iván San Antonio, del Diario Sport, en un Barça-Real Madrid que se jugó en el Camp Nou.

Puedes ver sus frases de 'hooligan' en Barcelona HACIENDO CLICK AQUÍ, faltándole el respeto a los jugadores del Real Madrid y portándose como un auténtico radical ante la atónita mirada de otros profesionales del periodismo que sí que hacían su trabajo.

Iván San Antonio, ahora, sigue firmando artículos en Sport y son de un antimadridista de primera categoría. El último, titulado como "el Real Madrid es el Régimen", es otro artículo crítico contra Florentino.

"En el Madrid no se critica nada. Es como si en la Madrid de Ayuso y Almeida hubieran inyectado al entorno madridista una vacuna selectiva contra el ‘haterismo’, la enfermedad más contagiosa del siglo de las redes, que solo surge efecto a la hora de criticar al conjunto blanco, ese que Laporta definió de forma acertada como “el equipo del Régimen”. Y sí, lo fue durante muchas décadas hasta que el actual presidente vitalicio dio un paso más logrando convertir al Real Madrid en el régimen mismo".


"Florentino dicta, decide, manda, impone y veta todo aquello que le recomienda su estado de ánimo. La anestesia colectiva de su entorno es digna de estudio: no existen voces críticas más allá de opiniones individuales anecdóticas y espaciadas en el tiempo que solo sirven para reforzar al Régimen. Nadie se pregunta nada en una distopía aparantemente perfecta, libre de pecado y de tristeza. Florentino suministra", apunta sin pudor sobre el presidente del Real Madrid y sin sonrojarse por la hemeroteca.