Camavinga sostuvo al Real Madrid durante mucho tiempo

El futbolista galo apareció en reemplazo de su compañero y compatriota


Camavinga

Camavinga




Eduardo Camavinga reemplazó a Aurélien Tchoauméni como pivote defensivo en el esquema de Carlo Ancelotti. El trabajo del '12', bastante más enérgico y móvil que su compatriota, marcó las diferencias en los primeros minutos cuando atacaba el Atlético de Madrid: se prodigó especialmente en los robos de balón en la frontal del área para desesperación de los delanteros colchoneros.

El paso de los minutos terminó por confirmar la posición de Camavinga en el terreno de juego. Al igual que Fede Valverde, el stopper galo tenía un trabajo de centrocampista todoterreno designado tanto para el ataque como para la defensa aunque con una posición más retrasada, lo que implicada un mayor compromiso de destrucción que de creación de juego.

Camavinga continuó con el trabajo que había hecho hasta entonces, pero la desafortunada jugada protagonizada por Rüdiger y culminada por Samu Lino en el gol del Atlético de Madrid deshizo los ánimos de los futbolistas blancos. El '12' demostró una vez que tiene un gen especial y está llamado a jugar en el Real Madrid, puesto que continuó mostrando su gran nivel y fue imprescindible para evitar que el Atlético ampliara su ventaja hasta la llegada del empate al borde del descanso.

Uno de los mejores

El partido de Camavinga estaba siendo muy completo, frenando todos los intentos del Atlético de Madrid de acercarse a la portería de Andriy Lunin y apareciendo con mucho más protagonismo hasta que llegó el minuto 57, un momento horrible para él: recibió una amarilla injusta y además fue el que inició todo en la jugada del segundo gol del Atlético de Madrid. Su toque 'envenenado' propició una mala salida de Lunin que Morata aprovechó para deshacer el empate.


Camavinga se mantuvo como lateral izquierdo durante el final del partido y la prórroga, haciendo que el Real Madrid se quedara con una defensa de tres en ataque: el '12' subía a la línea de centrocampistas para apoyar los esfuerzos de creación de sus compañeros pero con un perfil similar al que había desempeñado cuando actuaba en la demarcación de pivote. Se marchó sustituido con muchas molestias en el descanso de la prórroga por Fran García.