Bellingham pidió el penalti y no falló. engañó al meta rival y puso el 1-2

No le tembló la pierna y recorta distancias acabando con el debate desde los 11 metros


Gol de Bellingham

Gol de Bellingham




No estaba siendo un gran partido del Real Madrid que se encontró en el minuto uno por debajo en el marcador tras un fallo en la salida de balón de Nacho.

Le estaba costando al equipo reaccionar, sin fluidez en el juego y adoleciendo de energía, y cuando había que buscar la remontada llegó el segundo del Almería.

El partido se ponía cuesta arriba, pero el Madrid salió con otro aire tras el descanso, en parte gracias a los cambios que introdujo Ancelotti, que dieron más fuerza al equipo.

Se volcaron, colgando centros aprovechando la presencia de Joselu dentro del área rival y en uno de esos balones, un defensor la interceptó con la mano y tras revisión en el VAR señaló penalti el colegiado.



Ancelotti quiso acabar con la mala suerte en los penaltis en Liga y le dio la responsabilidad a Bellingham, tras hablar con él. El británico no falló y aprieta un poco el partido.