Adiós a Laporta: no puede entrar nunca más en el Santiago Bernabéu

Laporta cruzó todos los límites, el Real Madrid debería romper relaciones inmediatamente.


Florentino Pérez y Joan Laporta

Florentino Pérez y Joan Laporta




"No se puede adulterar la competición más con decisiones como las del domingo pasado en el Bernabéu. Porque es que no es sólo este domingo. Nosotros llevamos analizando el tema y ya son una serie de puntos que ha conseguido nuestro rival beneficiándose de decisiones arbitrales.

Ahora bien, también tengo que decir que nosotros estamos acostumbrados a esto, ¿eh? Ya de siempre luchamos contra los elementos, que sabemos cuáles son ", comentó en Mundo Deportivo sin ningún tipo de vergüenza.

Unas palabras que deberían detonar la relación Florentino-Laporta y Real Madrid-FC Barcelona. Un nuevo ataque, sin réplica, en el que el presidente del Barça volvió a rebasar el límite.

Sus palabras deberían convertirle automáticamente en persona non grata en el Santiago Bernabéu. Los culés siguen viviendo de su antimadridismo y en el club blanco deberían poner límite a esa situación. 


El Real Madrid debería tomar decisiones muy drásticas y en redes sociales se clama por una respuesta desde Valdebebas. Ya se hizo con la famosa frase de "madridismo sociológico", al igual que se hizo cuando desde la Ciudad Condal hablaban de "equipo del Régimen". Primero en palabras de Florentino resaltando el madridismo universal y, previamente, con un vídeo brillante de RMTV en el que desmontaban las falsas teorías implantadas desde Barcelona para citar la época de Franco.

Basta

Tres aciertos arbitrales han armado un escándalo nacional mucho más notorio, con el paso de los días, al que supuso comprar servicios del vicepresidente de los árbitros durante casi 20 años, tal y como está probado por el juez Aguirre. Presuntamente, como se recalca en testimonios como el de González González (ex árbitro), para obtener "beneficio deportivo". Un asunto de máxima gravedad. 

¿Qué pasaría si es el Real Madrid el que está ligado al caso Negreira? ¿Qué dirían esos mismos medios antimadridistas, totalmente cómplices, que ahora callan ante la tormenta informativa que afecta al Barça? El Real Madrid, en dicho caso, debería abandonar la Liga y ya estaría jugando en Primera RFEF. A los azulgranas no les pasa absolutamente nada y siguen compitiendo con absoluta normalidad.